Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Bayer finalmente compró Monsanto: USD 66.000 millones
El gigante farmacéutico llegó a la cifra que definió una larga negociación que incluyó varias mejoras en la oferta. Juntas sumarán 140 mil empleados
14 de septiembre de 2016
Llevó meses pero finalmente el gigante farmacéutico alemán Bayer cerró un acuerdo para la compra del líder mundial de herbicidas e ingeniería genética de semillas estadounidense Monsanto por 66.000 millones de dólares, la operación más cara hasta la fecha de un grupo alemán. "Bayer y Monsanto firmaron el miércoles un acuerdo de fusión" de 128 dólares por acción, anunció Bayer en un comunicado.

El grupo alemán tuvo que mejorar su oferta en varias oportunidades desde mayo antes de obtener el acuerdo del gigante estadounidense.

"La transición aúna dos actividades diferentes, pero fuertemente complementarias" en términos de semillas, fertilizantes y pesticidas, señaló.

Juntos, Bayer y Monsanto se convertirán en un gigante mundial de 23.000 millones de euros (25.800 millones de dólares) de cifra de negocios anual y una plantilla de casi 140.000 empleados.

"Nos complace anunciar la fusión de nuestras dos grandes empresas, lo que supondrá un enorme paso adelante para nuestra área de a
grociencias y reforzará la posición de liderazgo de Bayer como empresa biocientífica impulsada por la innovación con posiciones de liderazgo en sus segmentos clave, y aportará un valor sustancial a accionistas, clientes, empleados y la sociedad en su conjunto", dijo Werner Baumann, presidente del Consejo de Dirección de Bayer AG. "El anuncio de hoy da testimonio de todo lo que hemos conseguido y del valor que hemos creado en Monsanto para nuestros accionistas. Estamos convencidos de que la fusión con Bayer constituye la oferta más atractiva para nuestros accionistas, y la modalidad de pago en efectivo aporta el mayor grado de certidumbre", manifestó Hugh Grant, presidente y director general de Monsanto.

Mejores soluciones para los agricultores

Con la transacción se fusionan dos negocios diferentes pero altamente complementarios. El negocio conjunto sacará partido del liderazgo de Monsanto en el ámbito de semillas y rasgos y de su plataforma climática empresarial por una parte, y del amplio abanico de productos de protección de cultivos de Bayer para un extenso número de indicaciones y cultivos en todas las zonas geográficas clave por la otra. Como resultado, los agricultores se beneficiarán de una amplia gama de soluciones para satisfacer sus necesidades presentes y futuras, entre las que se contarán mejores soluciones en semillas y rasgos, agricultura digital y protección de cultivos.

La fusión también aunará la capacidad de innovación y las plataformas tecnológicas de I+D líderes de ambas empresas, con un presupuesto anual pro forma de 2500 millones de euros aproximadamente. A medio-largo plazo el negocio conjunto suministrará a los clientes soluciones innovadoras y una gama de productos optimizada sobre la base de hallazgos agronómicos analíticos y sustentada por aplicaciones de agricultura digital. Se espera que todo esto redunde en beneficios significativos sostenidos para los agricultores, que abarcarán desde un mejor abastecimiento y una mayor comodidad hasta un mayor rendimiento y una protección medioambiental y una sostenibilidad mejores.

"El sector agrícola se enfrenta a uno de los mayores retos de nuestra era: cómo alimentar a 3000 millones de personas más en 2050 de una forma sostenible para el medio ambiente. Ambas empresas están convencidas de que este desafío requiere un nuevo enfoque que integre de forma más sistemática los conocimientos expertos en semillas, rasgos y protección de cultivos —productos biológicos inclusive— con un fuerte compromiso con la innovación y las prácticas agrícolas sostenibles", manifestó Liam Condon, miembro del Consejo de Dirección de Bayer AG y jefe de la división Crop Science. "Estamos entrando en una nueva era en el sector agrícola, marcada por desafíos significativos y que requiere nuevas soluciones y tecnologías sostenibles que permitan a los agricultores producir más con menos. La fusión con Bayer aportará justamente eso: un motor de innovación que aunará la cartera de productos para la protección de cultivos de Bayer con nuestras semillas y rasgos de primera y nuestras herramientas de agricultura digital para ayudar a los agricultores a superar los obstáculos del mañana. Juntas, Monsanto y Bayer aprovecharán una tradición que es motivo de orgullo y los respectivos historiales de innovación en el sector agrícola para suministrar un amplio y más diversificado abanico de soluciones a los agricultores", declaró Grant.

Generación de valor

La facturación pro forma del negocio conjunto ascendió a 23.000 millones de euros en el ejercicio 2015. La empresa conjunta estará bien situada para operar en el sector agrícola, que tiene un potencial significativo de crecimiento a largo plazo. Además del atractivo potencial de generación de valor a largo plazo, Bayer espera que la transacción aporte a sus accionistas un incremento del beneficio depurado por acción (BPA) en el primer ejercicio completo tras el cierre de la operación y de un incremento porcentual de dos dígitos en el tercer ejercicio. Bayer ha confirmado sus proyecciones con respecto a la facturación y las sinergias de costos con la diligencia debida y espera una contribución anual al EBITDA de las sinergias totales de aproximadamente 1500 millones de dólares después del tercer año más sinergias adicionales provenientes de las soluciones integradas en años futuros.

Financiación y condiciones para el cierre de la operación

Bayer pretende financiar la transacción con una combinación de deuda y capital propio. Se espera obtener la parte de capital propio, que ascenderá a aproximadamente 19.000 millones de dólares, a través de la emisión de bonos obligatoriamente convertibles y de derechos con derechos de suscripción. BofA Merrill Lynch, Credit Suisse, Goldman Sachs, HSBC y JP Morgan, por su parte, se han comprometido a aportar una financiación puente por valor de 57.000 millones de dólares.

Cuenta con un sólido historial de reducción disciplinada de la deuda tras grandes adquisiciones y cree que el fuerte flujo de efectivo del negocio conjunto contribuirá a mejorar su perfil financiero. Bayer espera obtener una calificación crediticia de «apto para inversión» tras el cierre de la operación y aspira a la categoría «A» a largo plazo.

La adquisición está sujeta a las condiciones habituales para el cierre de este tipo de operaciones, entre ellas, la aprobación por parte de los accionistas de Monsanto del acuerdo de fusión y la obtención de los correspondientes permisos de las autoridades competentes. El cierre de la operación se espera para finales de 2017.

Las empresas colaborarán con diligencia con las autoridades para garantizar el éxito del cierre de la operación. Además, Bayer se ha comprometido a abonar una penalización de 2000 millones de dólares en caso de renunciar a la compra por no haber obtenido la autorización de las autoridades antimonopolio, medida que subraya su confianza en obtener las autorizaciones necesarias.

Cuestionamientos

Calificado de "matrimonio infernal" por sus detractores, la perspectiva de esta unión entre Monsanto y Bayer ha levantado fuertes críticas en Alemania, un país cuya sociedad se opone mayoritariamente a los transgénicos.

Los ecologistas critican en particular los pesticidas de Monsanto como el Roundup, apodado "asesino de abejas".

Las distintas ofertas propuestas por Bayer desde mayo, cada vez más elevadas, habían sido declinadas hasta ahora por el grupo estadounidense, que se mostraba abierto a negociar haciendo saber que tenía otras proposiciones sobre la mesa. Pero los misteriosos rivales nunca se materializaron.

"Realmente, Bayer está pagando demasiado, así que deberá lograr el mayor beneficio" posible de la fusión, consideró el analista de DZ Bank, Peter Spengler.

Se espera que este acercamiento, que ambos grupos quieren cerrar antes de 2017, aumente su beneficio bruto de explotación en torno a 1.300 millones de euros (1.500 millones de dólares) al cabo de tres años.