Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Encuentran una caja fuerte escondida en la casa de un ex funcionario de Scioli
La hallaron en el interior de una estatua de dragón en el jardín de Walter Carbone, ex tesorero de la Jefatura de Gabinete bonaerense, durante un allanamiento que impulsó Elisa Carrió
14 de septiembre de 2016
La policía descubrió este miércoles una caja fuerte escondida en la estatua de un dragón en el parque de la casa de Walter Carbone, ex tesorero de la Jefatura de Gabinete bonaerense, durante un allanamiento dispuesto por la Justicia en relación con presuntos hechos de corrupción en la gestión del ex gobernador Daniel Scioli.

El procedimiento se realizó en el country Abril de la localidad bonaerense de Hudson. La escultura de dragón, está realizada en metal, mide unos 3 metros de altura y en su vientre esconde un cofre, de un metro y medio, que según dijeron las autoridades, aún no fue abierta.

El fiscal platense, Alvaro Garganta, explicó a Télam que "el procedimiento fue ordenado luego que tareas de inteligencia indicaran que en esa escultura había una caja fuerte" que podría aportar información y elementos de prueba a la causa a su cargo.

"Es la casa de fin de semana de Carbone, él no estaba allí; y la escultura con la caja fuerte está en su jardín", detalló el fiscal.

La medida se adoptó en el marco de la investigación por presuntos "lavados activos y distintas defraudaciones a la administración pública" durante la gestión de Scioli.

Juan Manuel López, asesor de la diputada Elisa Carrió, que impulsó las denuncias contra Scioli, explicó, en declaraciones periodísticas, que "hay sobre Carbone sospechas de manejo de cuentas irregulares por fuera del presupuesto, hay que esperar que se abra la caja fuerte para ver qué hay en su interior".

"Lo de (José) López (con el dinero arrojado a un convento) y lo de Carbone (con la caja fuerte en un dragón) muestran que los hechos no estaban en la imaginación no estaba en Elisa Carrió" sino que se trata de "funcionarios que robaban al Estado", destacó el asesor de Carrió.