Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri reconoció que "hoy nadie sabe ningún precio"
Así lo afirmó el presidente, pese al optimismo del Gobierno sobre la baja de la inflación los consumidores aún no tienen certeza con los precios
15 de septiembre de 2016
Pese a las buenas noticias que mostraron últimamente los números sobre inflación y los mensajes optimistas sobre el tema que vienen dando varios funcionarios, el presidente Mauricio Macri reconoció quehoy nadie sabe ningún precio" con certeza.

En declaraciones a radio La Red, el mandatario sostuvo que “lo normal es que cuando uno va al supermercado pueda reconocer unos 80 o 90 precios que se sostienen en el tiempo”, pero hoy en cambio “nadie sabe ningún precio”.

"Al principio la inflación es como algo agradable, como una borrachera que produce cierto placer, pero cuando se acumula en el tiempo genera una distorsión de precios", sostuvo.

Por otra parte, a diferencia del gobierno anterior, reconoció que “la inflación es responsabilidad de los gobernantes” y remarcó que el compromiso de la actual administración es “no robarle a la gente el valor de la moneda”.

Durante el Foro de Inversiones y Negocios, el Presidente había asegurado que ya se estaba “empezado a someter” a la inflación y que comenzaban a ver “los primeros signos de que la recesión va a quedar atrás".

En esa línea, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat- Gay, destacó también en el “mini-Davos” que agosto tuvo la menor medición inflacionaria de la historia y que los salarios estaban creciendo por encima de los precios.

“El inicio del segundo semestre nos mostró una inflación del 2% en julio y del 1,5% en agosto, cuando creíamos que esos números los íbamos a alcanzar en septiembre y en diciembre, respectivamente”, sostuvo.

El que tuvo una posición más cautelosa fue el titular de Banco Central, Federico Sturzenegger, que aseguró que un 1% de inflación es igual “un número altísimo” y que recién al llegar a ese porcentaje “es cuando los países serios inician la batalla para bajarla”.