Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Provincia: impuesto inmobiliario sube entre 25% y 35%
Impactará sobre 6,5 millones de bonaerenses y 300 mil dueños de establecimientos rurales. En una semana Vidal presentará los números finales
6 de octubre de 2016
Las boletas del impuesto inmobiliario provincial, que se pagarán a partir de enero de 2017, serán un tercio más caras.

El gobierno provincial evalúa en estos días ajustar ese gravamen que pagan los dueños de campos, casas y terrenos en todo el territorio.

Los números finales estarán en una semana, cuando María Eugenia Vidal presente el presupuesto 2017, pero según trascendió en La Plata, el ajuste será de entre 25% y 35%, según las zonas y las características de los inmuebles.

La medida impactará sobre 300 mil dueños de establecimientos rurales y 6,5 millones de bonaerenses que figuran como titulares de inmuebles en ciudades y pueblos de Buenos Aires.

Este año, la provincia mantuvo el monto de las cuotas igual que en 2015. Por eso, los técnicos del Ministerio de Economía quieren “actualizar” ese impuesto que representa poco menos del 10% de los ingresos propios: la proyección para el cierre de el actual ejercicio es que ingresen a las arcas 10 mil millones de pesos por el Impuesto Inmobiliario.

El filón de la recaudación en Buenos Aires es el impuesto sobre los Ingresos Brutos (derivado de un porcentaje de la facturación de empresas, comercios y profesionales) que aporta el 75% de lo que entra al fisco.

Ayer Vidal confirmó que el revalúo de las propiedades para actualizar el valor fiscal, que realizaron los agentes del Ministerio de Economía y de todos los municipios en los últimos meses, no se utilizará como parámetro para fijar el gravamen en 2017.

Entonces, ¿cómo se determinarán las cuotas del inmobiliario que serán más caras el año que viene? “Habrá retoques en la alícuota y en el índice de actualización. Son instrumentos técnicos que tienen en la agencia de recaudación para ajustar el tributo”, dijo un funcionario a Clarín.

El inmobiliario rural se liquida en cuatro cuotas anuales. A los chacareros, les toca pagar en febrero. Tuvo un fuerte ajuste hace dos años que provocó la reacción del sector agropecuario. El inmobiliario urbano y baldío se paga en cinco tramos anuales. Hay descuentos para cumplidores y para quienes abonan por adelantado el importe anual. Para los dueños de casas y terrenos, la primera cuota vence en enero.

La suba en Provincia está en línea con la que aplicó el Gobierno de la Ciudad y que ya incorporó al presupuesto enviado a la Legislatura porteña.

En Buenos Aires los detalles se conocerán en una semana, cuando ingrese al parlamento el mensaje del Poder Ejecutivo del presupuesto 2017 que viene adosado con la reforma fiscal.