Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Textiles denunciaron a jueces que “amparan importadores truchos”
La Fundación Pro Tejer advirtió que hay jueces que benefician a “operadores truchos” y “puentean la administración del comercio” afectando a la industrial nacional y a trabajadores
17 de octubre de 2016
El director ejecutivo de la Fundación Protejer, Ariel Schale, denunció hoy que en la Argentina existen jueces que benefician con amparos a “operadores truchos” que “puentean la administración del comercio”, afectando directamente a la industrial textil nacional y a sus trabajadores.

Aclaró que el sector está realizando un "seguimiento de esos jueces para avanzar con todos los procedimientos legales necesarios ante el Congreso para conseguir el juicio político de los magistrados".

La grave situación fue expuesta por Schale en la Convención de la Agro Industria Textil & Indumentaria de Argentina, que se llevó a cabo este lunes en el Hotel Hilton de Puerto Madero.

“Es injusto que jueces otorgan amparos a sociedades absolutamente truchas, con vidas empresariales de no más de seis u ocho meses que operan por decenas de millones de dólares, que puentean el control de la administración del comercio y destruyen puesto de trabajo y empresas de nuestro sector”, se quejó Schale al presentar un problema que afecta al sector.

“Esto es lo que desde esta tribuna denunciamos y le decimos al Poder Judicial y a los jueces principalmente que estamos monitoreándolos y vamos a llevar adelante todas las medidas legales necesarias para presentar ante el Parlamento para pedir el juicio político”, dijo Schale.

Ante una ovación, Schale agregó que esos jueces “no hacen más que amparar delincuentes al otorgar amparos a sociedades truchas sin ningún tipo de trayectorias e integradas por personas insolventes, está desamparando a la industria nacional y a los trabajadores”, dijo Schale.

Por ello, la Fundación Protejer seguirá bregando por la integridad de la industria nacional ante la competencia desleal no solo de otros países sino también de operadores locales que sin escrúpulos actúan con protección judicial.

La industria textil viene afrontando desde hace muchos años la competencia desleal de países con costos productivos muy inferiores al local y también de operaciones de contrabando.

El consumo argentino de productos textiles era de unas 500.000 toneladas anual antes del comienzo del proceso recesivo a fines de 2015, pero el 2016 cerrará con una baja de 75.000 toneladas.

El dato que preocupa a los empresarios del sector es que hasta el año pasado la mitad de productos textiles eran cubiertos con producción nacional y este año la proporción bajará cinco puntos porcentuales, al 45%.

El 81 por ciento de lo que ingresó en lo que va de 2016 –proveniente principalmente de China, India y el Sudeste Asiático- es sustitutivo de la producción nacional, por lo que impacta directamente en las fábricas argentinas.

Schale y Loustau señalaron que la importación de productos asiáticos se da en un marco de “competencia desleal” por los costos de producción muy inferiores que tiene los fabricantes de esos países.

Schale dijo que sector textil enfrenta “no solo la competencia desleal de países con costos productivos más bajos por salarios inferiores, sino también por el contrabando y operaciones comerciales multimillonarias de importadores truchos que afectan a los fabricantes argentinos”.

El director ejecutivo de Protejer dijo que el mundo está yendo hacia modelos de protección de sus industrias en paralelo con prácticas que son cada vez peores, en un mundo de demanda contractiva y en constante búsqueda de mercados para colocar sus productos.