Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina Fernández rechazó responder preguntas
Como la vez anterior que debió comparecer. Presentó un escrito y pidió la nulidad del llamado a indagatoria. Exige investigar a todos los empresarios que recibieron obras, y no sólo a Báez
31 de octubre de 2016
A pura sonrisa, en un vestido beige oscuro, una pelirroja Cristina Kirchner se presentó ante los tribunales de Comodoro Py en medio de un enorme operativo de seguridad, tras un llamado a indagatoria por presuntas irregularidades en millonarias adjudicaciones de obra pública a Lázaro Báez, quien sigue preso.

Ante el Juzgado de Julián Ercolini, rechazó responder preguntas, presentó un escrito y reclamó investigar a todos los grupos empresariales que recibieron obra pública, incluido el liderado por Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri.

La Justicia sospecha que la ex presidenta favoreció a Báez en el reparto de la obra pública para luego recibir multimillonarios retornos. Fernández legó a los tribunales con rostro distendido y saludando a miles de militantes que, otra vez, fueron a hacerle "el aguante", entre los que sobresalían banderas de La Cámpora, la agrupación comandada por su hijo Máximo Kirchner, diputado nacional.

Tampoco dejara un escrito aunque se remitirá al que entregó semanas atrás donde pidió la nulidad de su llamado a indagatoria y apuntó a investigar al resto de los empresarios que se beneficiaron con la obra pública en todo el país, incluido Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. El abogado de la ex mandataria, Juan Carlos Beraldi, llegó al juzgado de Ercolini, ubicado en el cuarto piso de Comodoro Py.

Ercolini intentaba pedirle respuestas por la supuesta "maniobra criminal" destinada a enriquecer a su "amigo y socio".