Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"No soy amiga ni socia de Báez", le dijo CFK al juez, en clima tenso
Así, la ex presidenta buscó despegarse totalmente del preso beneficiado por la obra pública kirchnerista en sumas multimillonarias. La declaración de Cristina sorprende
31 de octubre de 2016
El kirchnerismo en desbandada deja cada día frases más sorprendentes.

Como le ocurrió a Jesús, la ex presidenta Cristina Fernández negó a Lázaro Báez todas las veces que pudo al declarar ante la Justicia.

"No soy amiga ni socia de Báez", dijo la ex presidenta para defenderse de la acusación que señala que le dio obras públicas por 16.000 millones de pesos durante el kirchnerismo.

Como se esperaba, la ex jefa de Estado se defendió como gato panza arriba: dijo ser víctima de una "persecución" política y se comparó con otros ex líderes de la región, como Lula Da Silva o Dilma Rousseff.

Así, pidió la nulidad de la causa que se le sigue por favorecer a Báez con obras públicas y solicitó una amplia auditoría sobre las obras viales realizadas durante toda la gestión kirchnerista.

Durante las dos horas que estuvo ante el juez Julián Ercolini, Cristina no respondió las preguntas preparadas por el magistrado y los fiscales Gerrado Pollicita e Ignacio Mahiques.

En cambio, habló sin que la interrumpieran en un monólogo en el que aludió a Angelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri y presidente de IECSA, de quien dijo que el Gobierno benefició por cambiar las condiciones de financiamiento de las obras del soterramiento del Sarmiento.

Aseguró que pasaron de ser privadas a públicas.

Los fiscales ante los que habló la ex presidenta pidieron extraer testimonio y que se abra una causa judicial para investigarlo.

El clima fue descripto como tenso. En su exposición se remitió al contenido de un escrito presentado en octubre último y elaborado por su abogado Carlos Beraldi, en el cual había pedido la nulidad de la causa. En ese momento, el juez Ercolini la había rechazado in limine. El contenido de su discurso fue político, al estilo de "la historia me albsolverá de Fidel Castro".

Aunque dijo que la figura de asociación ilícita se utilizaba en la dictadura para perseguir a dirigentes políticos, Cristina no fue indagada por ese delito sino por fraude y negociaciones incompatibles con la función pública.

La ex presidenta dejo el cuarto edificio de Comodoro Py por una puerta lateral que da hacia Retiro, bajó en el ascensor hasta el subsuelo y allí salio caminando al encuentro de los militantes y ex funcionarios de su gobierno.