Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Con un show sin igual, Guns N' Roses hizo temblar a Rosario
La banda se presentó ayer en el estadio de Central. Tras 23 años de espera los fanáticos pudieron ver a Axl y Slash tocar juntos. El viernes llegan a River
2 de noviembre de 2016
La legendaria banda Guns N' Roses se presentó en Rosario y brindó un show en el Gigante de Arroyito, ante 40.000 espectadores que enloquecieron con el regreso en el marco de su tour "Not In This Lifetime", que incluirá dos presentaciones el 4 y 5 de noviembre en el estadio de River Plate.

A las 21 en punto, la caricaturesca intro de Looney Tunes y The Equalizer, dio lugar a un viaje sin escalas hacia una ciudad de Los Angeles, 30 años rejuvenecida. Se escucharon los primeros acordes de It´s So Easy, que sacudió a un público expectante.

Durante el show, se vio un Axl Rose que está muy lejos de aquella desdibujada versión de su regreso a las pistas con varios kilos de más, se lo vio estilizado y más tolerante.

Varios años atrás hubiese resultado extraño oirlo toser en el medio de la interpretación de un tema, sonreír y seguir como si nada. Eso sucedió durante un tramo de Patience, en dónde también se sentó, sobre un banco blanco, espalda con espalda junto a Slash. Y Rose sonrió. Un momento que duró poco pero fue muy esperado por los fanáticos.

El regreso histórico contó con la legendaria formación que este año regresó a los escenarios con su principal tandem conformado por el cantante Axl Rose y el guitarrista Slash, además del bajista Duff McKagan, concreta así su sexta visita a estas tierras.

En los teclados está Dizzy Reed, tecladista de la banda desde el disco doble "Use your illusion" y que continuó desempeñando ese rol junto a Axl, además de Melissa Resse también en sintetizadores y coros.
Tanto el clásico cierre del recital con Paradise City y la emblemática You Could Be Mine, mediando el show, fueron los momentos en donde el público del campo más se soltó. Welcome to the jungle, en dónde se evidenció que Rose se dejó atropellar por su pasado, como así también una deslucida versión de Estranged.

La sorpresa de la noche fue Used To Love Her, primera vez que la tocan en el tramo sudamericano de esta gira 2016.

El viernes arribarán a Buenos Aires en un avión con el logo de la banda y leyendas con frases de sus canciones, para presentarse en el Monumental, donde serán precedidos por la agrupación local Airbag.

La gira latinoamericana de la legendaria formación creada en Hollywood en 1985, incluirá -tras las tres noches argentinas- presentaciones en las ciudades brasileñas de Porto Alegre (8), San Pablo (11), Curitiba (15), Río de Janeiro (18) y Brasilia (20); en el estadio Atanasio Girardot de Medellín, Colombia (23), y en el Estadio Nacional de San José de Costa Rica (26).