Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Gobierno apoyó a Pichetto en polémica sobre la inmigración
El secretario de Derechos Humanos dijo estar de acuerdo con que la inmigración fue un "descontrol" durante el régimen kirchnerista
6 de noviembre de 2016
El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, aclaró que el Gobierno coincide con la preocupación del senador peronista Miguel Pichetto por la falta de controles que hubo en los últimos años sobre la inmigración: “Hay gente que entró al país con antecedentes no chequeados”, alertó.

A Pichetto dijo públicamente lo que piensa hace años: "¿Cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres? Funcionamos como ajuste social de Bolivia y delictivo de Perú: las principales villas del país están tomadas por peruanos. La Argentina incorpora toda esta resaca".

A pesar del revuelo, Avruj no lo intimidó el linchamiento político-mediático que se desató contra la figura del senador y jefe del bloque PJ-FpV. Todo lo contrario.

En nombre del gobierno nacional, el secretario de Derechos Humanos respaldó los dichos del referente opositor, una figura decisiva en la Cámara alta, donde el oficialismo necesita cerrar acuerdos para avanzar con proyectos como la reforma electoral.

"Nosotros estamos de acuerdo con las declaraciones de Pichetto sobre la inmigración", aseguró el funcionario en diálogo con Infobae. "En los últimos años, por responsabilidad de las autoridades anteriores, no se realizaron los controles que marca la ley de inmigraciones", señaló.

-En las últimas horas trascendió que habían criticado las expresiones del senador, ¿hubo un cambio de postura?

-No, nunca fue así. Lo que dijimos fue que estamos de acuerdo en la importancia de la inmigración y dejamos en claro que este siempre va ser un país de puertas abiertas para los que vienen a buscar aquí un lugar para desarrollarse. Pero estamos de acuerdo en que, por falta de controles, en los últimos años ha venido mucha gente a instalarse con otras intenciones

-Entonces, ¿coinciden en todo lo que dijo Pichetto?

-Estamos de acuerdo con él en que señaló la importancia de la inmigración, dijo que no se puede generalizar y que debe haber controles más firmes.

-Pero el senador hizo foco en un par de países, habló incluso de una "resaca que llega de Perú y Bolivia"

-Por ahí, la palabra resaca habría que sacarla… Nosotros decimos que no son buenas las generalizaciones ni la estigmatización. No se puede centrar nuestro problema interno de delincuencia en la inmigración, pero creemos que es necesario fortalecer los controles.

-¿Cómo describiría usted la inmigración que critica Pichetto? -En los últimos años hubo mucha gente que vino con antecedentes no chequeados, que no estaba debidamente en regla y la Argentina fue muy permisiva. Queremos que eso no siga pasando para ordenar y ayudar a la convivencia de todos los habitantes.

-¿Esto es un pedido para que la admisión sea más estricta o se trata de una decisión política ya tomada?

-Va a haber un fortalecimiento de los controles; por supuesto, siempre en el marco de la ley. Tenemos que hacer que se cumplan las reglas, debemos perfeccionar los controles y cuidar a los inmigrantes que llegan de buena fe

-Teniendo en cuenta el revuelo que se generó, ¿no le preocupa que este apoyo a las declaraciones de Pichetto desate una ola de críticas contra el Gobierno?

-No, porque la gente conoce cuál es nuestra posición: durante 8 años en el gobierno de la Ciudad alentamos la inclusión (de los extranjeros) y hoy lo hacemos desde la Nación. Defendemos los valores positivos, estamos bien parados y la gente sabe hacia dónde apuntamos.