Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Les tengo alergia a los chupamedias", dijo el Papa Francisco
Advirtió que los elogios excesivos esconden una búsqueda de beneficio para sí mismo, lo que le causa indignación, en medio de intrigas vaticanas
20 de noviembre de 2016
En medio de un creciente clima de tensión en el Vaticano con algunos cardenales disidentes, el Papa Francisco volvió a salirse del protocolo y lanzó un mensaje desafiante: "Tengo alergia a los chupamedias", dijo y recordó su capacidad de cuestionar cualquier tipo de elogios, tanto o más que las críticas negativas. "Tengo alergias a los aduladores. Me viene natural. Porque adular a otro es usar a una persona para un fin, escondido o visible, pero para obtener cualquier cosa para sí mismo. Es indigno", afirmó en una entrevista con la cadena TV2000, con motivo del cierre del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

Recordó que "en Buenos Aires, en nuestro argot porteño a los aduladores los llamamos 'chupamedias' y la figura es propia de quien chupa las medias a otro. Es feo masticar las medias de otro, es un nombre bien hecho". En los últimos días, Francisco había respondido a los cardenales que lo habían criticado, entre otras cosas, por mostrarse como una figura "revolucionaria" en una entidad que "sólo está al servicio de la tradición".

El Papa volvió a levantar la guardia también contra los halagos excesivos: "A mí, cuando me elogian incluso por algo que he hecho bien, me doy cuenta rápido de quién está alabando a Dios y quién lo hace con un poco de aceite, para hacerse…", añadió. En tanto, Francisco mostró su postura muy crítica en contra del aborto: "He pensado en la costumbre de matar a los niños antes de su nacimiento. Es un crimen horrendo. Los matan porque es mejor así, porque están más cómodos. Es una responsabilidad grande, es un pecado gravísimo".