Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Piden embargar los bienes de Máximo y Florencia Kirchner
Lo solicitaron dos fiscales federales, en el marco de la causa Hotesur. Se trata de bienes cedidos por la ex presidenta que surgen de la sucesión de Néstor
29 de noviembre de 2016
Después que la diputada Margarita Stolbizer (GEN) denunciara a Cristina Kirchner por insolvencia fraudulenta -cuando se conoció que cedió todos sus bienes a sus hijos- los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques solicitaron el embargo preventivo de los bienes del patrimonio de Florencia y Máximo Kirchner en el marco de la causa Hotesur SA.

Se trata de los bienes cedidos por la ex presidenta y que surgen de la sucesión de Néstor Kirchner. Hasta el momento, el juez Claudio Bonadio en la causa del dólar futuro, congeló la cuenta bancaria de la "sucesión NCK" registrada en el Banco Santa Cruz.

Con el avance de las causas judiciales y tras el embargo trabado por el juez Claudio Bonadio en la causa del dólar futuro, la ex Presidenta informó que todos sus bienes habían sido cedidos a Máximo y Florencia Kirchner. Esta maniobra fue denunciada por la diputada nacional del GEN por "insolvencia fraudulenta". "Busca despojarse de sus bienes para evadir las medidas judiciales", señaló Silvina Martínez, abogada de Stolbizer a Clarín.

Ahora los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron el embargo preventivo de 16 inmuebles, un automóvil que fue declarado por el contador Víctor Manzanares por un valor de $ 153.615 y de tres participaciones societarias por 13.723.686. Todos los bienes de la sucesión, cuando presentó el listado el contador de la familia, arrojaban un valor de $ 60.440.289,66.

El 50 por ciento de todos estos bienes fueron otorgados a Cristina Kirchner y la mitad restante, en partes iguales, a sus dos hijos. Pero este año informó la ex mandataria que le cedió todo a sus hijos y ese patrimonio es el que ahora deberá resolver el juez Julián Ercolini, si quedan embargados o no.

A la ex Presidenta sólo le queda un terreno fiscal que le cedió a Lázaro Báez después que Austral Construcciones realizó la ampliación del hotel boutique Los Sauces. La propiedad ubicada en El Calafate fue allanada en la llamada "ruta del dinero K" la semana pasada y según la Matrícula 5289, de los 18.000 metros cuadrados de superficie, Cristina Kirchner cedió 6.000 mt2. No existe ninguna escrituración final a nombre del empresario K.

El resto de sus bienes se distribuyeron entre sus dos hijos. "Hoy los bienes de la sucesión están a nombre de Florencia y Máximo Kirchner. Destacamos en el informe la titularidad de los inmuebles, que a pesar de las investigaciones que se están llevando a cabo y la inhibición de bienes dispuesta en la causa N° 5048/2016 sobre Cristina Kirchner, cedió sus bienes inmuebles a sus hijos y estos pueden desprenderse fácilmente de ellos, tornando así ilusoria cualquier pretensión de recupero de activos producto de actividades ilícitas", ​indica el escrito que presentó la diputada Stolbizer.

En función de esto, la referente opositora requirió que el fiscal Pollicita tome "alguna medida preventiva para evitar que se sigan cediendo bienes", explicaron a este medio. Uno de los argumentos para avanzar en dicho requerimiento es que tanto Florencia como Máximo Kirchner están investigados no sólo en la causa Hotesur SA, sino en la de Los Sauces SA por enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos públicos.