Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macrismo dice que la oposición quiere poner otra "bomba"
Pinedo advirtió que justo cuando se empieza a salir de la crisis el kirchnerismo y el massismo impulsan una reforma en Ganancias que generará inflación y mayor déficit
10 de diciembre de 2016
Cristina Fernández le dejó a Mauricio Macri un "plan bomba" para que su gobierno terminara rápido y ella pudiese volver.

Ahora, cuando la economía tiene chances de arrancar en 2017, el kirchnerismo y el massismo pretende poner otra bomba con el plan para bajar Ganancias.

Al menos eso es lo que piensan en el gobierno, y fue explicitado por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

Pinedo calificó de "bomba" la aprobación en Diputados del proyecto de impuesto a las ganancias gestado por el massismo y apoyado por el peronismo.

"Es muy obvio que complica" la gestión de gobierno, aseguró. Y en línea con la reacción del oficialismo ante la jugada opositora en la Cámara Baja, calificó que el impulso a ese proyecto fue "un acto de irresponsabilidad". Pinedo se quejó de que "cuando estamos para empezar a salir" de las complicaciones económicas "que pongan un bomba de este tipo para empezar con la inflación y otras cosas es un actitud detestable".

Consultado sobre las promesas de campaña de eliminar el tributo que pagan los trabajadores en relación de dependencia, aclaró que el presidente Mauricio Macri "lo que pretende en su mandato es ir bajando poco a poco los impuestos, que en la Argentina son muy altos". Y sobre el de ganancias anticipó que paulatinamente se avanzará hacia un reparto "más equitativo, en el que los sueldos medios no paguen nada y los altos, paguen mucho".

El diputado de Cambiemos admitió que desde el Gobierno "no fueron suaves" con Sergio Massa luego de que acordara con el kirchnerismo para avanzar con su iniciativa en Diputados.

Y bajó el tono de la polémica: prefirió "no opinar en términos personales porque mi función en el Congreso es construir consensos y acercar posiciones". De todos modos, aseguró que el tigrense "es así, entra y sale"; y recordó que no es la primera vez que vota en bloque con el FPV. "Lo que pasa es que si la oposición primero aprueba el Presupuesto, que es lo que el Gobierno calcula que tendrá en 2017 para gestionar, y atrás presenta un proyecto que altera lo que se va a recaudar, es una irresponsabilidad", se explayó.

Y afirmó que si votan una modificación a un impuesto sin tener un cálculo serio de cómo impactará esto en la situación fiscal del Estado; y no dicen de qué manera resolverlo, están "queriendo ser amables con la sociedad" sin asumir que desde el Congreso "ellos también gobiernan y tienen que hacerlo con responsabilidad".

Pinedo aportó algunas cifras: aseguró que el Estado Nacional y las Provincias dejaron de percibir este año unos $ 50 mil millones por la modificación en el cobro del impuesto a las ganancias; y que de acuerdo al proyecto presentado por el Gobierno, tenían estimado que "en un segundo año (bajarían) entre 27 y 30 mil millones de pesos" la recaudación por ese tributo. El dato de lo que pierden los estados provinciales con las modificaciones es el centro de la estrategia del oficialismo por estos días. Apuntan a que, en resguardo de sus cuentas fiscales, los Gobernadores convenzan a sus senadores de rechazar la modificación aprobada en Diputados.

La Comisión de Hacienda de la Cámara Alta convocó para el martes 13 a una reunión para discutir el tema. Desde las diez de la mañana, esperan reunir en el Salón Arturo Illia a varios gobernadores con integrantes de los ministerios de Hacienda y de Infraestructura, así como de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Pinedo aseguró que para el lunes ya van a tener un cálculo "serio" de los ingresos que resignarían Nación y las provincias si prospera la iniciativa opositora, cifra que estimó "en el orden de los 40 mil ó 50 mil millones de pesos". El dirigente de Cambiemos, además, puso en duda que el senador peronista Miguel Angel Pichetto vaya a trabajar en defensa del proyecto sancionado por los diputados opositores.

"Habría que preguntarle a él, pero yo tengo buena información respecto de no lo apoya", afirmó.