Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Elsztain cargó contra empresarios que "viven del Estado"
El dueño de los principales shoppings se mostró muy confiado en que el gobierno de Macri podrá sacar a la Argentina de la crisis social y económica
27 de diciembre de 2016
Eduardo Elsztain, se mostró confiado en el rumbo adoptado por el presidente Mauricio Macri, y rechazó que gobierne para los ricos como le endilgan desde las oposición.

El dueño de IRSA, los principales shoppings y miles de hectáreas de campos, dijo creer que Macri es "un fenómeno en este país, es un fenómeno de cambio en serio. Y creo que lo que está haciendo es gobernando el país en forma global y no para los ricos, para nada".

"Su manera de llegar a la política no fue a través de los ricos, no creo que esté haciendo nada especialmente (para los ricos) y creo que lo que está en este momento tratando de hacer es generar inversión genuina para que el país pueda ponerse para adelante. El hecho de que haya sido un empresario, que haya trabajado en el sector privado, que haya sido un dirigente de fútbol, que haya trabajado en el sector popular y que después haya estado dos mandatos en la Ciudad, le da una capacidad de cambio única y yo lo respeto mucho. Creo realmente que los cambios que él va a hacer van a ser cambios todos los días pequeños pero muy firmes, y lo está logrando a pesar de la impaciencia general que tenemos en esta sociedad", dijo a Clarín.com. -Tiene fama de ser un optimista a tiempo completo. Uno dice, “bueno cómo no va a ser optimista un tipo que le va tan bien”. ¿Cree en serio que los argentinos algún día podremos aprender de nuestros errores y hacer un país y una sociedad capaz de crecer y desarrollarse?

-Los argentinos hemos pasado épocas muy difíciles y creo que los argentinos estamos preparados para situaciones mucho más difíciles que el promedio de las otras naciones. Esa situación de adversidad ha preparado a esta sociedad en formas muy sofisticadas y veo argentinos dirigiendo los grandes bancos internacionales, veo compañías innovadoras argentinas yendo al mercado mundial sin pasar por la bolsa de Buenos Aires. O sea, creo que lo que está pasando en este momento con los argentinos es que hemos aprendido en la adversidad. Algo que me dijo alguien el día de la elección cuando ganó Mauricio: “Para el que aprendió a nadar en barro, que es lo hemos hecho muchos años en este país, cuando venga el río vamos a poder navegar mucho más rápido”. Yo creo que el hecho de no tener una visión común, un objetivo en común y valores en común, nos hace perder mucho tiempo y mucho esfuerzo. Pero también habiendo aprendido todo el costo que tiene, esta es una oportunidad única para poder hacer un cambio realmente más profundo. Cuando me decís si soy optimista, sí soy muy optimista.

-Los empresarios muchas veces se quejan del Estado, pero después son los mismo empresarios que van corriendo a pedirle protección, a que les evite mayor participación de la competencia. ¿Qué responsabilidad cree usted que hay en el empresariado sobre las dificultades argentinas de los últimos veinte, treinta, cuarenta, cincuenta años? -A mí me gusta el empresario libre, el que tiene riesgo empresario, el que invierte y sabe que puede ganar y perder, el que trabaja independientemente, el que hace su pequeño comercio, su pequeña industria, el que hace su gran compañía. Creo que el empresario que vive del Estado está siempre atrapado y para mí no es el modelo de empresario que hace crecer al país. Un país con reglas claras permite hacer crecer a mucha más gente en el sector empresario, y siempre es un juego mucho más divertido cuando en la cancha hay muchos jugadores que cuando hay pocos. Eol del empresario es hacer lo que sabe hacer, o sea estar en compañías cumpliendo la misión de la compañía, cumpliendo con la inversión, con la generación de empleo y la generación de riqueza. La riqueza generada desde el sector privado es mucho más de largo plazo que si toda la economía la maneja el Estado. Evidentemente, tenido un Estado que ha intervenido mucho: El otro día almorzábamos con el presidente de un gran banco internacional que decía que los argentinos están como quien estuvo muchos años cerrado y está todavía “grogui”, o sea como si estuvieran saliendo a ver de nuevo como se juega en la cancha. Pero yo creo que en la medida que el Estado da reglas claras, lo jugadores van a aumentar y las inversiones van a seguir aumentando. De hecho, lo estamos viendo en nuestra compañía, estamos en este momento en un plan de inversiones mucho más agresivo que otros años.

-¿En qué tendríamos que insistir los argentinos y qué no deberíamos hacer más como sociedad para consolidar un camino de crecimiento y desarrollo?

-Tendríamos que primero ir todos juntos de la mano, es muy difícil dar distinto precio a la inflación que al sueldo. Argentina tiene mucho para salir al mundo, tiene alimento, tiene minería, tecnología, conocimiento, hay muchas posibilidades para salir. Pero salir todos juntos es muy difícil, y creo que si vamos de la mano lo logramos, creo que esta oportunidad es única.

¿Cuántos empleados tiene su grupo empresario? ¿Cómo cree que la gente que trabaja con usted pasó este año de transición tan difícil en la Argentina? -El grupo ha crecido mucho, son decenas de miles si cuento la inversión que hemos hecho también este año en Israel, es mucha gente. Creo que la gente sabe que es un año duro, que hemos tenido alguna pequeña caída de ventas, pero sin embargo el grupo ha tenido la satisfacción de estar en un sector muy competitivo. Tenemos todos los shoppings al cien por ciento ocupados, tenemos las oficinas ocupadas, la gente que trabaja en la compañía sé que está contenta. Estamos en distintos rubros que son, sobre todo inmobiliario, pero el grupo es inmobiliario-campo, inmobiliario-oficina e inmobiliario-shopping. Después, en el Banco Hipotecario es un año de mucho esfuerzo porque estamos pasando de un modelo a otro, dando soluciones de vivienda a más de 200.000 personas y acomodando al nuevo programa. Si nosotros hemos logrado los objetivos que nos hemos puesto es por la gente. Como grupo lo que más valorizamos es la gente con la que trabajamos y si no tendríamos buenos managers no podríamos estar cumpliendo los objetivos que cada una de las empresas tiene. Este año pudimos alargar 13 complejos de oficinas, como estamos haciendo, y agrandar los shoppings porque la gente está comprometida con la compañía. La mayor parte de la gente tiene porcentaje de las ganancias, la mayor parte de la gente ahorra sus ahorros en acciones, y algo que a mí me está dando mucha satisfacción es ver a argentinos invirtiendo en las acciones de nuestra compañía cosa que no se vio en 25 años. Creo que de alguna manera el hecho de poder generar ahorro de largo plazo para este país es el desafío más grande porque es muy difícil dar un crédito de vivienda a 10, 15, 20 años si el argentino no ahorra acá en forma permanente, más que a 30 días. Y ese desafío no es un desafío que lo hace una sola institución, ni un gerente ni un dueño, ni un empleado, es una cosa social y creo que haber vivido la volatilidad de la cual todos disfrutamos nos ha hecho aprender de cómo no crecemos en el largo plazo. Y esta es una gran, nueva, oportunidad para crecer en serio.