Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Condenaron a Milagro Sala a tres años de prisión en suspenso
Fue la decisión del Tribunal Oral Federal de Jujuy por daño agravado hacia el actual gobernador, Gerardo Morales. Además, deberá hacer trabajo comunitario semanalmente
28 de diciembre de 2016
El Tribunal Oral Federal de Jujuy condenó a Milagro Sala a tres años de prisión en suspenso por daño agravado en calidad de instigadora en la causa por la agresión contra el actual gobernador, Gerardo Morales.

En tanto, la dirigente piquetera fue absuelta de la acusación por amenazas, ya que el tribunal Oral Federal de Jujuy consideró que ese delito había prescripto.

La pena impuesta a la jefa de la organización Tupac Amaru es la misma que había pedido la Fiscalía, aunque la condenaron por un solo de los dos delitos por los que había sido procesada. La querella, en tanto, había solicitado 8 años de prisión efectiva.

Junto a Sala fueron condenados como autores materiales de la agresión los dirigentes Graciela López y Ramón Salvatierra, a 3 y 2 años de prisión en suspenso, respectivamente.

Los magistrados también ordenaron que los tres condenados realicen tres horas de trabajo comunitario semanal en Cáritas. También mandó a secuestrar, una vez que haya sentencia firme, un vehículo Fiat, que pertenece a Sala.

En el inicio de la audiencia, el tribunal le dio la oportunidad a los imputados de pronunciarse por última vez. "Siento mucho dolor interno por la injusticia que estamos viviendo, porque no robamos nada, hemos trabajado y dignificado a miles de compañeros. Ese fue nuestro pecado", se lamentó Sala. "Dignificar a los que menos tienen me significó estar sentada en este sillón", insistió.

Minutos antes, López había apuntado: "En el juicio quedó muy en claro el revanchismo político hacia las organizaciones sociales de un sector del poder político que es el primer responsable de la crisis de 2001. Hoy se criminaliza la protesta".

El juicio en el que hoy fue condenada Sala fue iniciado a partir de una denuncia que le hizo Morales por ser la supuesta instigadora del "escrache" que sufrió en octubre de 2009, cuando le tiraron huevos durante una actividad en el Consejo Superior de Ciencias Económicas. Un testigo no presencial aseguró que durante una reunión, la dirigente dio la orden de atacar al entonces senador nacional.

Repercusiones

El fiscal de la causa dijo tras conocerse el fallo que no se encuentra "ni satisfecho ni insatisfecho" sino que la fiscalía "hace su trabajo y entiende que es el que correspondía".

Además, reiteró que la condena es con "cumplimiento condicional" y explicó que Milagro Sala deberá cumplir "ciertas medidas de conducta" establecidas por el tribunal.

También resaltó que esta no es la causa por la que la dirigente social está presa: "Son causas diferentes. Tanto Milagro Sala como los otros dos condenados en esta causa se encuentra en libertad, en el proceso y en el debate. Hoy con esta sentencia se encuentran en libertad porque el tribunal no ordenó restricción".

Por otro lado, la abogada de Sala, Elizabeth Gómez Alcorta, no se mostró sorprendida con el fallo y aludió a la supuesta animosidad de la justicia jujeña: "Por todo lo que vieron todos durante las cinco audiencias, no teníamos esperanza de que pudiéramos contar con un tribunal independiente. Han visto cómo ha cercenado a nuestra defensa, por lo tanto no teníamos ninguna expectativa de que se tratara de un tribunal independiente y que tengamos un juicio justo".

Y sentenció: "No es un fallo ajustado a derecho, no podemos saber cuáles son los argumentos porque los vamos a tener el 3 de febrero. Hemos demostrado que no hay ninguna prueba válida de que Milagro haya enviado a alguien a manifestarse. Aunque eventualmente quisieran creer al único testigo, que trabaja para Morales y fue traído por Morales al juicio, salvando eso, al único que podría haber mandado es a él, que no fue. Eso no es una instigación".