Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Debbie Reynolds, madre de Carrie Fisher, murió un día después de su hija
La estrella de "Cantando bajo la lluvia" falleció a los 84 años. La habían internado de urgencia en un hospital de Los Angeles por un ACV
29 de diciembre de 2016
La leyenda del cine Debbie Reynolds murió a los 84 años, un día después del fallecimiento de su hija Carrie Fisher. Reynolds, conocida por su papel en "Singin'In The Rain" (Cantando bajo la lluvia), fue hospitalizada de urgencia más temprano tras haber sufrido un accidente cerebrovascular.

El portal norteamericano "TMZ" informó que Reynolds, la estrella de Hollywood en los '50 y los '60, fue internada de urgencia un día después de la muerte de su hija, la también actriz Carrie Fisher.

Reynolds fue llevada a un hospital de Los Ángeles y según narra el mismo medio especializado en noticias de espectáculos, la actriz habría sufrido un accidente cerebrovascular cuando estaba organizando el funeral de su hija Carrie. Según testigos que estuvieron en el lugar y que le reportaron al periódico "Los Ángeles Times", Debbie, quien cautivó a su público con su interpretación en "Cantando bajo la lluvia", fue trasladada al mediodía del miércoles a un centro médico cercano a la casa de su hijo, Todd Fisher, en Beverly Hills.

El martes, pocas horas después que se diera a conocer la muerte de su hija, Debbie había publicado un emotivo texto en su cuenta de Facebook: "Gracias a todos los que han alabado las cualidades y talentos de mi querida e increíble hija. Estoy muy agradecida por vuestra preocupación y oraciones, que ahora la guían a su nueva etapa. Con amor, la Madre de Carrie".

Joely, hija de Reynolds, había publicado una foto en Twitter con un mensaje de apoyo para su madre en este duro momento familiar: "Buena suerte, mamá". Lamentablemente, Debbie Reynolds no pudo ganarle la batalla a la muerte.

“Ella quería estar con Carrie”, dijo su hijo Todd Fisher a "Variety", horas después de la muerte de Debbie.

Reynolds ha estado casada tres veces. Con el popular cantante Eddie Fisher se casó en 1955 y se divorció en 1959. Fisher la abandonó para casarse con la actriz Elizabeth Taylor, lo que causó uno de los mayores escándalos de la época. De este matrimonio habían nacido dos hijos: la actriz y guionista Carrie Fisher nacida en 1956 y fallecida un día antes que su madre, y Todd Fisher (1958).

En 1960, Debbie Reynolds se casó con Harry Karl, un magnate del mundo del calzado del que se separó en 1973. Este matrimonio también resultó ser desastroso, debido a los problemas con el juego de Karl. Finalmente, Reynolds se casó con Richard Hamlett en 1984 y se divorció en 1994.

Durante su carrera, Reynolds ha sido candidata una vez al Oscar a la mejor actriz (por su papel en "Molly Brown, siempre a flote"), cinco veces a los Globos de Oro y una vez a los Emmy.

Las huellas de Reynolds están impresas en el Grauman's Chinese Theatre de Hollywood. Además tiene una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, en el 6654 de Hollywood Boulevard.

En 2015, recibió el Premio a la Trayectoria en los Screen Actor's Guild Awards, de mano de su hija, Carrie Fisher. Ese mismo año fue galardonada con el Premio Jean Hersholt.