Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Ciencia ficción: auto advirtió accidente antes de ocurrir
En Holanda, un Tesla Model X de conducción autónoma predijo un siniestro vial, notificó la irregularidad y frenó para evitar el impacto
29 de diciembre de 2016
Como si se tratara de una escena de la película Minority Report, Tesla Motors realizó una demostración en tráfico abierto de los beneficios de la inteligencia artificial aplicada a los autos sin conductores que se viralizó en un video grabado por el conductor de un Tesla Model X que proclama un beneficio poco conocido del Autopilot 2.0.

En una autopista de Holanda, el vehículo de Hans Noordsij se cuidó de involucrarse en un accidente de tránsito gracias al sistema de inteligencia artificial de la compañía líder en automóviles eléctricos sin conductores.

Antes de que un Opel Corsa intentara esquivar a una SUV que frena de modo abrupto y provoca que la maniobra del auto que circula detrás no sea suficiente para evitar la colisión, ambos vehículos impacten, uno sufra varios vuelcos y el otro derrape, el sistema inteligente logra emitir un pitido para notificar atención y prevención, porque algo iba a ocurrir segundos después, metros adelante.

El Model X, que viajaba a 115 kilómetros por hora, se detuvo de forma automática al momento del impacto. El pitido fue un anticipo de lo que había interpretado que iba a suceder con los dos autos que circulaban por su mismo carril. El radar frontal de Tesla percibió el riesgo inminente, pitó y activó el sistema de frenado independiente.

Una buena publicidad para la compañía de Elon Musk, un regalo de un usuario que difundió el video por su cuenta de Twitter. A mitad de año, el caso Joshua Brown despertaba la desconfianza en el piloto automático de Tesla Motors. El dueño de un Tesla Model S, de 40 años, murió mientras miraba una película de Harry Potter, tras colisionar con un camión detenido. Fue la primera muerte a bordo de un vehículo autónomo, el suceso que inauguró el debate en concepto de seguridad sobre la evolución -y predominancia- de la tecnología en la industria automotriz. Así como en junio la inteligencia artificial aplicada en vehículos se cobró su primera víctima, hoy Tesla puede presumir de haber presagiado un accidente vial.
Un auto Tesla predice accidente y salva a su conductor