Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Atentado en Estambul: el Papa fustigó la "plaga del terrorismo"
Luego del ataque a un boliche que costó al menos 40 muertos, Francisco lo condenó y dijo que "por desgracia, la violencia ha golpeado también esta noche de celebración y esperanza"
1 de enero de 2017
El papa Francisco condenó hoy el atentado en Estambul , en el que murieron 39 personas a manos de un tirador mientras festejaban Año Nuevo en un boliche, y criticó "la plaga del terrorismo y esa mancha de sangre que envuelve el mundo con una sombra de miedo y de pérdida". "Por desgracia, la violencia ha golpeado también esta noche de celebración y esperanza. Con profundo dolor, expreso mi cercanía al pueblo turco, rezo por las numerosas víctimas y los heridos, y por toda la nación en luto", dijo el Papa tras el rezo del Ángelus.

Centenares de personas se habían reunido a celebrar el cambio de año en el boliche Reina, del barrio de moda Ortaköy, situado a orillas del Bósforo. En ese escenario, a la 1.15, la fiesta se tornó en masacre: por lo menos un hombre abrió fuego y dejó hasta el momento 39 muertos, entre ellos 16 extranjeros, y 69 heridos, informó hoy el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu.

El ataque fue perpetrado por un desconocido con un arma automática. El responsable está prófugo y la operación policial para su búsqueda y captura está en curso, añadió el ministro.

"Nuestra policía ha puesto en marcha una operación y esperamos que sea capturado pronto", dijo Soylu, citado por la agencia semipública Anadolu.

Las palabras del Papa

"Pido al Señor que apoye a todos los hombres de buena voluntad que hacen frente a la plaga del terrorismo y a esa mancha de sangre que envuelve el mundo con una sombra de miedo y de pérdida", agregó.

El pontífice pronunció estas palabras desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano y ante 50.000 fieles, según cifras facilitadas por la Gendarmería vaticana, que se congregaron en la Plaza de San Pedro en el día en el que la Iglesia celebra Jornada Mundial de la Paz. Francisco destacó que la paz se construye "diciendo 'no', con hechos, al odio y a la violencia y 'sí' a la fraternidad y a la reconciliación", y subrayó que "este año será bueno en la medida en la que cada uno de nosotros, con la ayuda de Dios, trate de hacer el bien día tras día".

Según Francisco, en una cultura dividida y marcada por la pérdida de los vínculos familiares, "crecen los sentimientos de orfandad, vacío y soledad".