Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Horror en Brasil: un motín en una cárcel dejó 60 muertos
El domingo por la noche hubo una fuga donde se enfrentaron dos bandas rivales y derivó en una masacre. Varios reos fueron decapitados o mutilados
2 de enero de 2017
Una masacre inédita en Amazonas dejó un tendal de "al menos 60 muertos" en el Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj) de Manaos, la capital de ese estado provincial, confirmaron fuentes oficiales.

Durante los enfrentamiento entre reos, hubo varias decapitaciones y algunos cuerpos fueron quemados y mutilados, según informó la Orden de los Abogados.

"Fueron muertes muy violentas, con descuartizamientos y decapitaciones", puntualizó el secretario de Seguridad del estado amazónico, Sergio Fontes.

El motín empezó por la noche del domingo con una rebelión y una fuga de presos. Los que permanecían adentro tomaron rehenes: se habló de al menos siete personas en manos de un grupo de detenidos. Pero con el ingreso de un batallón de choque amazónico este lunes por la mañana, el motín logró ser desactivado tras 17 horas de caos.

Epitácio Almeida, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la OAB en Amazonia, coordinó las negociaciones con los presos y trabajó por la liberación de los rehenes, que fueron liberados esta mañana, cuando se dio por concluida la sublevación, según informó la agencia EFE.

"Infelizmente estamos delante de la mayor y más horrible masacre en los presidios de Brasil", aseguró Almeida en un mensaje enviado a algunos miembros de la OAB.

En una conferencia de prensa por la noche del domingo, el secretario de Seguridad del estado amazónico dijo que una de las causas de la revuelta fue una pelea entre dos facciones delictivas en busca del control dentro de la cárcel. La trifulca también pudo haber sido provocada para facilitar la fuga de al menos 20 detenidos.

"Todo indica que fue un ataque de una facción mayor contra una menor para eliminar la competencia", relató el secretario de Seguridad Pública.

Es que la guerra entre los bandas de la droga se trasladó al penal. Allí, la mayor de las mafias de la cocaína, el Primer Comando de la Capital procuró desplazar a la gavilla local conocida como Familia del Norte. El PCC que tomó vuelo en San Pablo en los años 90, es el cartel más poderoso de Brasil en la actualidad.