Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Stiuso contra los K: "Quisieron simular el suicidio y les salió mal"
Se dió a conocer la declaración completa del ex agente de la SIDE que investigaba con Nisman el caso AMIA. Apunta al gobierno de Cristina por la muerte del fiscal
19 de enero de 2017
El 29 de febrero del 2016, el ex Director General de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), Antonio Horacio Stiuso, el investigador principal del atentado a la AMIA, declaró durante diecisiete horas frente a la fiscal Viviana Fein que intentaba dilucidar la muerte violenta de Alberto Nisman, denunciante de la ex presidenta Cristina Fernández, a la que acusó de querer encubrir a los imputados autores de origen iraní en esa trama.

Stiuso, además de ser la persona que más trabajó el tema AMIA junto a Nisman, era también su amigo. Y era también, en el momento en el que éste último murió, uno de los principales enemigos de los Kirchner y su Gobierno.

La ex Presidenta, y sus principales voceros de entonces, acusaron a Stiuso de ser el “ideólogo” de la denuncia contra la mandataria que presentó Nisman. E incluso los ex funcionarios lo pusieron bajo sospecha por la muerte del fiscal.

El diario Clarín publicó partes textuales de esa declaración de Stiuso ante la Justicia. El ex espía acusó en forma directa a la ex Presidenta y a algunos de sus funcionarios, como el ex secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; y el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, de haber sido los responsables de la muerte de Nisman, de su posterior descalificación pública, y de haber montado “operaciones” para intentar vincularlo a él con el fallecimiento del investigador del caso AMIA.

En uno de los tramos más fuerte de su declaración en la que apunta a la responsabilidad de sectores del kirchnerismo en la muerte de Nisman, dice: “Quisieron simular el suicidio y les salió mal. El baño lo eligieron por el ruido, es el lugar donde debe aplacarse más el ruido del disparo. Para el ingreso es lo mismo, esos otros señores o fuerzas que debían custodiarlo, de hecho no lo hicieron. Si había una vigilancia previa sobre Alberto, es evidente que la rutina ya estaba conocida".

La fiscal Viviana Fein realiza una inspección ocular en el departamento que el fallecido fiscal Alberto Nisman ocupaba en el edificio Le Parc de Puerto Madero.También están en el lugar la querellante Sandra Arroyo Salgado, viuda de Nisman, y el perito balístico Luis Olavarría, por la parte de Diego Lagomarsino, imputado de haberle prestado a Nisman el arma que lo mató.

Para Stiuso, los responsables ya conocían los movimientos del fiscal. "Si uno hace un estudio previo del objetivo, estudiándole la rutina, no es complicado. ¿La custodia para que está? Tiene que tratar de detectar si lo están vigilando”, explicó.

El ex espía contó que tenía sospechas de desde el entonces gobierno K, también buscaban saber cómo se movía. “La ex presidenta intentó ponerme custodia y yo me negué porque así como yo era un salvavidas de plomo en su momento para Alberto, esa custodia hubiera sido un salvavidas de plomo para mí”, explicó Stiuso en declaración, a la que accedió Clarín en forma completa.

Y agregó: “Los autores de toda la locura, eran esta mujer, Cristina Fernández de Kirchner, Zannini, Aníbal Fernández que le hacía toda la parte mediática y todo el resto eran monos que bailaban su música”.

En su larga declaración, Stiuso explicó que la disputa de los Kirchner con él y con Nisman empezó en el 2012, cuando desde la Casa Rosada le ordenaron que deje de enviarle al fiscal información sobre el caso AMIA.

“Se firmó el Memorando de Entendimiento en enero del 2013, pero ya en el 2012, a mediados de ese año, el subsecretario Larcher (José Larcher, ex subsecretario de la Secretaría de Inteligencia) me dice a mí y a otras personas que no están interesados, por indicación de la entonces Presidenta, en que sigamos aportando informes a la causa AMIA que comprometan a la República Islámica de Irán. Tal orden, todos los que estábamos trabajando en el tema, la incumplimos porque seguimos trabajando y además informamos que había avances”.

El ex Director General de Operaciones de los espías, dijo que tanto él como Nisman desoyeron las órdenes gubernamentales de frenar esas pesquisas contra los iraníes, de las que tenían pruebas.

El agente estaba terminando, además, un informe que explicaba -esta era su versión basada en pruebas de inteligencia-, por qué la República Islámica de Irán había planeado atacar la AMIA y, antes, la embajada de Israel”. Ese “paper” argumentaba que Argentina había incumplido compromisos de intercambio de material nuclear con el país que algún vez fue Persia.

Tras la denuncia de Nisman contra Cristina, y la muerte del fiscal, el clima contra Stiuso se enrareció: “El blanco era yo para voltear la denuncia de Alberto, aún después de muerto, porque el objetivo era acallar la denuncia”. Stiuso explicó por qué no le atendió el teléfono a Nisman durante los días que pasaron entre la presentación de su acusación contra la Presidenta y su muerte: “Por lo que yo veía en los medios, el autor de todo esto era yo. Si lo llamaba le aumentarían los problemas a él. Se agarraban de cualquier cosa para decir que Nisman era un muñeco manejado por mi”.

Stiuso declaró ese 29 de febrero en presencia de los abogados Pablo Lanusse, Federico Casal y Juan Manuel Romero Victoria (abogados de la familia de Nisman, a su ex esposa y las hijas de ambos), y a Gabriel Palmiero, defensor del analista informático que le entregó el arma a Nisman desde la que salió el disparo que terminó con su vida.

Habló bajo juramento, dijo que ratificaba lo que ya había dicho en otra presentación anterior con Fein, y se explayó más. Habló como ex agente de Inteligencia relevado del secreto que le imponía la Ley 25.520. Declaró más, y con acusaciones a miembros del Gobierno que se irán conociendo. A partir de hoy.