Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
En una escucha, Cristina admite que armaba causas contra enemigos políticos
Surge de la intervención del teléfono de Parrilli, uno de sus funcionarios de mayor confianza cuando fue presidenta. La jefa de Estado le exige buscar las causas "armadas" contra Stiuso
19 de enero de 2017
A confesión de parte, relevo de prueba.

La presidenta Cristina Fernández se autoincriminó en una conversación con el ex secretario de la Presidencia y ex jefe de los espías, Oscar Parrilli, por lo que se le abrirá una nueva causa en la Justicia.
Todo ocurrió en el curso de una investigación judicial sobre el rol que tuvo el ex agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli en la búsqueda del ex prófugo del caso de la efedrina, Ibar Esteban Pérez Corradi, surgieron nuevas pruebas que involucrarían a Cristina Fernández en una nueva causa que se abrirá en su contra.

El fiscal del expediente, Guillermo Marijuan, había ordenado la intervención del teléfono de Parrilli que está imputado en esa causa, por el juez Ariel Lijo, por el supuesto encubrimiento a Pérez Corradi.

Parrilli hablaba seguido con la ex presidenta con quien mantiene una relación de máxima confianza. En una de las charlas que tuvieron, Fernández de Kirchner, enojada con el ex jefe de los espías Antonio "Jaime" Stiuso, le dice a Parrilli: "Empezá a buscar todas las causas que le armamos".

Cuando se da cuenta de lo que podría ser un sincericidio que la terminaría implicando en un posible delito, ella aclara: "No que le armamos, que lo denunciamos". Las transcripciones de las escuchas oficiales y legales ordenadas por el fiscal Marijuán agregan que Parrilli igualmente le contesta que son ocho las causas "que le hicieron". Por esa charla, y por otros elementos judiciales en curso, el fiscal Marijuán decidió que imputará a Cristina Fernández por "abuso de autoridad en concurso de falsa denuncia".

Este nuevo expediente que Marijuán impulsará contra la ex presidenta se activará tras la feria judicial.

De las intervenciones oficiales al teléfono de Parrilli surgen más diálogos con la ex presidenta. En uno de ellos, la ex presidenta se refiere al fiscal Gerardo Pollicita, otros de los funcionarios judiciales que la estaba investigando en ese momento, a mediados del año pasado. En el diálogo que mantiene con su ex jefe de la AFI, Cristina dice que le contaron que "Polllicita es coimero". Las comunicaciones entre ellos se siguen sucediendo con el paso de los días. Hay un diálogo que genera inquietud en los investigadores. Se produjo luego de la charla en la que hablaban de las causas que le "armaron" a Stiuso. En la comunicación, Parrilli le advierte a la ex presidenta que los teléfonos están "chupados", por lo que podría haber también una complicidad de la oficina de la AFI que se encarga de intervenir las líneas por pedidos de la Justicia. La Justicia sospecha que le habrían advertido a Parrilli, justo quien fue el ex director de la central de inteligencia durante el kirchnerismo.

Pollicita, el "coimero" según Cristina, terminó impulsando su procesamiento como jefa de una asociación ilícita que usó los fondos de la obra pública para apropiárselos de modo ilegal. El contexto en el que la ex presidenta le pide a Parrilli que le busque las "causas que le armamos" o "que le denunciamos" a Stiuso, fue en un día partiular: el 24 de junio del 2016.

En esa fecha, el ex de los espías, enfrentado con ella por el caso Nisman y el Pacto con Irán, había dado una entrevista en el diario La Nación en la que había dicho que Cristina era una "mujer loca" que "ya no tiene poder". Clarín publicó la declaración testimonial de Stiuso en la causa que investiga la muerte de Alberto Nisman. Allí apunta a la supuesta responsabilidad del kirchnerismo en el fallecimiento del fiscal y señala a Cristina, el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y el ex secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. “Quisieron simular el suicidio y les salió mal", declaró el ex espía.