Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Las mujeres lideran marcha contra Trump desde el primer día
En Washington más de 200 mil personas en el primer día completo de la presidencia del magnate. Hay movilizaciones en todo el mundo para protestar contra el machismo del presidente
21 de enero de 2017
En su primer día de mandato, el flamante presidente de Estados Unidos Donald Trump enfrenta una masiva manifestación impulsada por mujeres.

Solo en la capital de Estados Unidos más de 200 mil personas, que llegan para pedirle más respeto a las mujeres, a los inmigrantes, a los musulmanes y a los discapacitados. Una larga lista de oradores -entre los que figuran el cineasta Michael Moore, la actriz Scarlett Johansson y la legendaria defensora de los derechos civiles Angela Davis- calentará los ánimos de los manifestantes antes del inicio de la marcha. Las cantantes Cher y Katy Perry y la actriz Julianne Moore también anunciaron su participación.

"La Marcha de las Mujeres enviará un claro mensaje al mundo y a nuestro nuevo gobierno en su primer día en el cargo de que los derechos de las mujeres son derechos humanos", dijeron los organizadores. Todo surgió con una idea de una desconocida abogada jubilada de Hawai, Teresa Shook, que creció como bola de nieve en las redes sociales. "¿Y si las mujeres desfilaran masivamente en Washington durante la investidura?", preguntó.

Cuando fue a acostarse, tenía 40 "Me gusta". Cuando se despertó, más de 10.000, y el llamado siguió creciendo.

Hay marchas también fuera de Estados Unidos. Miles de hombres y mujeres se congregaron en Sídney y Melbourne, en Australia, y en Wellington y Auckland, en Nueva Zelanda, para protestar por el desprecio que Trump mostró en múltiples ocasiones contra las mujeres.

"No sólo estamos preocupados por las mujeres", declaró una de las organizadores de la marcha en Sídney, Mindy Freiband. "Pensamos que muchas personas están amenazadas por este tipo de medidas", añadió, en alusión a algunos de los proyectos de Trump. "Apenas una semana después de la elección de Trump me compré el pasaje de ómnibus para venir a Washington a la marcha. Para mí, es una cuestión de activismo pacífico", dijo Cecile Scius, una manifestante de 33 años de Queens, Nueva York, que tiene cuatro niños.

Como miles de manifestantes, Scius vestirá un gorro de lana rosa con dos orejas de gato, que fue tejido por vecinas de su barrio de Sunnyside y que se ha convertido en nuevo símbolo del desafío al nuevo gobierno.

Los sombreros o "pussy hats", como se les llama en inglés, tienen orejas de gato: es un juego de palabras ya que "pussycat" es gatito y "pussy" es coño, con un tono peyorativo. La palabra recuerda directamente a un audio de 2005 filtrado en la campaña electoral en el cual el futuro presidente, conocido por su retórica polémica y divisiva, aseguraba que "cuando eres una estrella, (las mujeres) te dejan hacerlo. Puedes hacer lo que quieras. Puedes agarrarlas por el coño".