Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Irán prohíbe el ingreso de estadounidenses y tensa la cuerda
En represalia por la negativa del presidente de Estados Unidos a permitir el ingreso por tres meses a ciudadanos de ese y otros seis países de Medio Oriente
28 de enero de 2017
Irán anunció hoy que aplicará el principio de reciprocidad a Estados Unidos tras la decisión del presidente norteamericano de prohibir la entrada a los iraníes en su territorio por un periodo de tres meses. "La República Islámica de Irán, para defender los derechos de sus ciudadanos y hasta que se solucionen todas las limitaciones insultantes de Estados Unidos contra los nacionales iraníes, aplicará el principio de reciprocidad", informó el ministerio de Exteriores en un comunicado.

Trump firmó una orden para prohibir temporalmente la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen), con el fin de impedir la llegada de supuestos terroristas de esas naciones. En rigor, esta medida formaba parte de una de sus promesas de campaña. "Esto es muy importante", dijo Trump el viernes en el Pentágono después de firmar la orden ejecutiva titulada "Protección de la nación contra la entrada de terroristas extranjeros en Estados Unidos".

El decreto suspende el programa estadounidense de acogida de refugiados durante al menos 120 días, mientras se concreta el futuro sistema de verificación de visas.

Los nuevos protocolos "aseguran que los refugiados aprobados para admisión no suponen ninguna amenaza para la seguridad y el bienestar de Estados Unidos", pero vetan específicamente a los refugiados sirios indefinidamente o hasta que el presidente decida que ya no suponen una amenaza. En su comunicado, las autoridades iraníes indicaron que su medida estará en vigor hasta que Washington levante la prohibición para los ciudadanos iraníes.

Exteriores calificó la decisión de Trump de "insulto flagrante a los musulmanes del mundo", al tiempo que consideró que ello fomenta "la propagación de la violencia y el extremismo".

"A pesar de su falsa reivindicación de luchar contra el terrorismo y garantizar la seguridad del pueblo estadounidense, este movimiento será registrado en la historia como un gran regalo para los extremistas y sus partidarios", subraya el texto. El presidente iraní, Hasan Rohaní, ya criticó con anterioridad las últimas decisiones de Trump, aunque no se refirió directamente a esta medida ni nombró al mandatario estadounidense.

Rohaní aseguró que ésta es una época de "reconciliación y coexistencia y no de levantar muros entre países", aludiendo al polémico muro que Trump insiste en levantar para separar a Estados Unidos y México.