Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La economía cayó 2,3% en 2016 pero hubo un repunte a fin de año
El INDEC indicó que en diciembre la actividad económica creció 1,6% respecto de noviembre. Construcción e industria, los peores resultados
25 de febrero de 2017
Si bien mejoró hacia el final del año, la actividad económica cayó 2,3% en 2016, de acuerdo al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del INDEC.

Estos datos anticipan el Producto Bruto Interno (PBI). Es una caída superior al 1,5% que el Gobierno inicialmente estimó para todo 2016.

Con este cierre anual negativo, la economía argentina retrocede a los niveles de 2011, marcando un estancamiento de 5 años.

La serie de PBI, revisada por los actuales funcionarios del INDEC, marca que en 2012 la actividad retrocedió el 1,05%, en 2013 recuperó un 2,3%, para caer 2,56% al año siguiente.

En 2015 avanzó un 2,37% y el año pasado se contrajo 2,3%. En tanto, en esos años, la caída de la tasa de inversión fue aún mayor, mientras la industria y otros sectores productivos registraron una elevada capacidad ociosa o sin utilizar. Si bien el informe del INDEC no contiene información desagregada, de los datos parciales del organismo surge que, del lado de la oferta, en especial la construcción, con una caída del 12,7%, y la industria manufacturera, con una contracción del 4,6%, pivotearon la caída de la producción, mientras que factores climáticos limitaron la mejoras del agro que se produjeron como consecuencia del salto en la rentabilidad del sector por la devaluación, la reducción y/o eliminación de las retenciones.

Tanto la industria como la construcción arrancaron en el primer mes de 2017 aún en niveles inferiores a los de 2016, aunque la Unión Industrial estima que este año el sector manufacturero podría crecer entre 1 y 2%, con heterogeneidad según los rubros. En cambio, se espera del campo una mayor producción de la mano de la ampliación de las cosechas (trigo, maíz, soja).

Del lado de la demanda incidió la baja del consumo por la caída de las jubilaciones, de las prestaciones sociales y del salario real por la alta inflación (41%).

También incidió la pérdida de empleo en el sector asalariado formal privado, y en mayor medio en el empleo informal o “en negro”, que se dio de la mano de una caída en la tasa de inversión por el freno en la obra pública y la caída en la construcción residencial en la mayor parte del año. Las mejoras del ultimo trimestre se explican en gran parte por el replanteó de la obra publica y planes de vivienda.

El informe registra que la mayor contracción de la actividad tuvo lugar en el segundo y tercer trimestre del año pasado, llegando a retroceder hasta el 2,6% interanual en octubre.

En noviembre hubo una mejora del 1,2% respecto del mes anterior y en diciembre subió al 1,6%, limitando así el retroceso del año al mencionado 2,3%.

A su vez, el nivel de diciembre de 2016 se ubicó 0,1% por debajo del alcanzado en igual mes de 2015, mientras en el último trimestre de 2016 el repunte es del 0,9% con relación al trimestre anterior.

El Presupuesto estima que este año se crecerá un 3,5%, sustentado en un moderado incremento del consumo (3,5%), mayor inversión (14,4%) y mejoras en las exportaciones (7,7%).