Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Conflicto docente: en las principales provincias no arrancan las clases
Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Neuquén y Río Negro son algunos de los distritos en los que no comenzará el ciclo lectivo el lunes. El mapa del conflicto
4 de marzo de 2017
Según el calendario oficial, las clases comienzan el lunes, pero durante esta semana los gremios docentes de distintas provincias agudizaron sus reclamos salariales sin todavía llegar a un acuerdo con los gobiernos.

Por el paro convocado por los gremios docentes nacionales, los sindicatos de los trabajadores de la Educación de varias provincias del país, incluidos Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Neuquén y Río Negro, ratificaron las medidas de fuerza y no comenzarán las clases el próximo lunes.

En Santa Fe, los docentes públicos nucleados en la Asociación Magisterio Santa Fe (Amsafe) al igual que el sindicato de Docentes Privados (Sadop) resolvieron rechazar la propuesta de aumento salarial del gobierno provincial de Miguel Lifschitz (PS) y realizar un paro de 72 horas a partir del lunes porque consideraron que el incremento ofrecida de un 19,5 por ciento en dos etapas -10% en marzo y 9,5% en julio- "es insuficiente".

En tanto, el Gobierno porteño postergó para el fin de semana una nueva propuesta de incremento salarial para los docentes de la Ciudad de Buenos Aires, pero los representantes de los gremios educativos adelantaron que en este contexto "el paro es una realidad y que las clases no comenzarán" el próximo lunes.

Además de Ademys, concurrieron a la cartera de educación porteña, encabezada por Soledad Acuña, los sindicatos de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y la Unión de Docentes Argentinos (UDA), entre otros gremios con representación en el ámbito capitalino.

En Córdoba, donde habrá un paro de 48 horas, la Unión de Educadores (UEPC) manifestó que "el conflicto docente continúa debido a que el Gobierno de (Juan) Schiaretti (PJ) no hizo una oferta concreta de aumento salarial y tampoco respondió a la intimación del gremio sobre el incumplimiento de pagos referidos a las actas 2015 y 2016".

El gremio de docentes cordobés dejó en claro que está "dispuesto al diálogo", pero se advirtió que la administración provincial no los convocó a una próxima reunión de la mesa de negociación salarial y que se descontará los días no trabajados por los educadores.

En tanto, Tucumán también se enfrenta a un conflicto similar al del resto de las provincias, dado que el Frente Gremial Docente (FGC) rechazó una propuesta oficial de aumento salarial del 22 por ciento en tres tramos, por lo que las clases tampoco se iniciarían en ese distrito, aunque desde el gobierno provincial encabezado por Juan Manzur (FpV) creen que podrían llegar a un acuerdo a última hora.

Otra de las provincias con conflicto es Río Negro, en donde el gobierno de Alberto Weretilneck ofreció a los docentes un incremento salarial del 14% para la primera parte del año, consistente en un 10% en marzo y 4% en mayo, pero desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UNTER) la rechazaron.

También Neuquén se sumó a los distritos en los que no iniciarán las clases debido a que la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) decidió iniciar un plan de lucha a partir del lunes, con un paro por 48 horas que incluirá una movilización a los puentes carreteros que unen la capital provincial con la ciudad de Cipolletti, Río Negro.

El gobierno neuquino de Omar Gutiérrez (MPN) había ofrecido a los docentes actualizar los salarios en forma automática por trimestre, tomando como referencia el índice de inflación de la provincia.

En contraste a las otras provincias gobernadas por mandatarios de diferentes espacios políticos, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá (PJ), anunció este jueves un aumento de 38 por ciento para los salarios más altos de la administración pública del distrito y de 60,7 por ciento para los más bajos, entre los cuales los que reciben los docentes puntanos.

En declaraciones radicales, el mandatario puntano sostuvo que "el salario tiene que aumentarse para alcanzar la inflación producida el año anterior, y no es en base a la especulación de la inflación que viene porque los salarios se depreciaron con respecto al año pasado".

Rodríguez Saá remarcó que "las cuentas de la Provincia dan para estos aumentos" y, en ese sentido, explicó por que puede aumentar: "Por la coparticipación que recibimos lo mismo del año pasado más la inflación. Si sacás esa suma, claro que se puede, si estás pagando los salarios del año pasado más la inflación, y claro que se puede hacer el esfuerzo, si se ha administrado y se ha preocupado por esto", señaló.