Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Los gremios preparan el primer gran paro nacional contra Macri
Lo harían tras la marcha del martes con la que pretenden 'reventar' la avenida Paseo Colón frente al Ministerio de Producción. Rechazan el rumbo económico, al que consideran "neoliberal"
5 de marzo de 2017
Tras lo que esperan será una multitudinaria manifestación de protesta contra el ajuste, la inflación, la caída del consumo, los tarifazos y otras malas noticias para los trabajadores, los gremios se preparan para anunciar una huelga general contra el "neoliberalismo" que, a su juicio, ha escogido Mauricio Macri como de su gobierno.

El tema está siendo definido por el triunvirato que coordinada el poder de la CGT, pero ya fue anticipado por Hugo Yasky, de la CTA más poderosa.

A pesar de la fragmentación que enfrenta el sindicalismo, el líder de la CTA de los Trabajadores dijo no tener dudas de que el martes "se va a anunciar el paro general".

Yasky dijo que habrá una jornada de cese total de actividades.

"Va a trazar una línea clara entre los trabajadores y los pequeños empresarios por un lado, y el Gobierno y los grupos económicos que lo sostienen", especuló el dirigente sindical.

"Vamos a tener un mes de marzo en el que se va a trazar una línea muy clara a partir de la cual se sabrá que el Gobierno gobierna de manera clara contra los intereses de las mayoría de los argentinos. La inmensa mayoría sabe que por este camino, y si todo lo que el Gobierno planea se hace, va a ser peor para los asalariados, peor para los pequeños productores y para los pequeños empresarios", dijo Yasky en declaraciones a Radio 10.

Menos explosivo, uno de los integrantes del triunvirato cegetista, Héctor Daer, advirtió: "Que no haya paro depende de que el Gobierno cambie el rumbo económico"

Yasky anticipó que "será una marcha enorme". Según su interpretación, habrá allí "trabajadores defraudados que votaron al Gobierno de Cambiemos en 2015 y ciudadanos que se inclinaron por otras alternativas electorales". Su énfasis fue claro: según él, no se trata de una manifestación partidaria.

"Acá vamos a ir a la marcha los que votamos otra opción y los que votaron a Macri porque esto no es una marcha partidaria. Esta es una marcha convocada para exigir un cambio de políticas económicas, para que no se gobierne sólo para quienes tienen plata", dijo el jefe de la CTA.

"Expresa el repudio a una política que significó pérdida para los trabajadores. Recordemos que el presidente vetó una ley antidespidos. Hoy el principal problema que tienen los trabajadores es el temor a perder la fuente de trabajo y sentir que el salario no alcanza para los que todavía tienen salario", sentenció el dirigente.

El paro docente oficia de contexto en un escenario de conflictividad social. Lunes y martes, los docentes paran en todo el país (salvo Santiago del Estero y San Luis), el martes la CGT llamó a una movilización, y el miércoles hay un paro mundial de mujeres que tendrá peso en Argentina. La CTA de Yasky marchará así en conjunto con la CTA de Pablo Micheli, la autónoma. Se concentrarán en Paseo Colón y Belgrano, desde donde se juntarán con las columnas de la CGT y los movimientos sociales.

Macri y Vidal tienen un mismo punto de razonamiento: la gente está harta de los gremialistas y del kirchnerismo que fogonea el caos. Y lo demostrará en las elecciones legislativas.

Todavía falta mucho, pero es la esperanza que sostiene al macrismo.