Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Día de la Memoria, convertido en otro acto contra el Gobierno
El kirchnerismo, la izquierda y organismos de derechos humanos lanzaron fuertes críticas a Macri en un acto que era para repudiar un golpe de Estado ocurrido hace 41 años
24 de marzo de 2017
Las agrupaciones de derechos humanos -dominadas por el ultrakirchnerismo y la izquierda- utilizaron hoy en el acto central por el Día de la Memoria para lanzar críticas hacia el gobierno de Mauricio Macri.

Advirtieron que "nadie ni nada desde el Estado puede poner en duda que son 30 mil" las víctimas del terrorismo de Estado de la última dictadura, a pesar de que la realidad está muy lejos de esa cifra, y que hasta los propios organismos admiten que el número fue más simbólico que real para repudiar los aberrantes hechos cometidos durante la represión ilegal. En el documento que se leyó en la Plaza de Mayo, donde se desarrolló el acto por los 41 años del último golpe militar, aludieron a la polémica que se dio en los últimos meses con referentes del Gobierno que pusieron en duda ese número.

"Nadie debe negar los crímenes ni el número de víctimas, son 30 mil personas desaparecidas. Repudiamos todo que sea negacionista", señala otra parte del documento en el que expresaron el "repudio a los crímenes de lesa humanidad" de la última dictadura y cuestionaron al Gobierno.

A través del documento afirmaron que "este año" se dieron "enormes retrocesos en materia de derechos humanos" y que "la carta de Rodolfo Walsh se puede volver a leer, porque el plan económico del Gobierno tiene los mismos objetivos que el de (José) Martínez de Hoz".

El documento incluye un pedido de libertad para Milagro Sala y los otros militantes de la agrupación Tupac Amaru detenidos, y críticas a la iniciativa del gobierno de bajar la edad de imputabilidad y la represión de las protestas sociales.

Además, la nota cuestiona el desmantelamiento de algunos programas vinculados a los derechos humanos y se increpó al Poder Judicial.

"Denunciamos las sentencias que consagran la teoría de los dos demonios y la impunidad de la participación civil. Es responsabildiad de la Corte Suprema impedir que la Cámara de Casación vuelva a frenar estos juicios", señala.