Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Aplaudida por los K, Bonafini insultó a Macri y a Carlotto
La jefa de las Madres de Plaza de Mayo dijo que el presidente es un "reverendo hijo del mil putas y un dictador". Sobre la titular de Abuelas, disparó: "Me cago en los buenos", dijo en el Mercado Central
24 de marzo de 2017
Con Aníba Fernández, Guillermo Moreno, Déboa Giorgi y otros ultra K aplaudiéndola a rabiar a pocos centrímetros, la titular de Madres de Plaza, la cada vez más radicalizada Hebe de Bonadini, insultó hoy al presidenta Mauricio Macri y cuestionó a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.
Sentada sobre el acoplado de un camión junto a ex funcionarios kirchneristas como Aníbal Fernández y sindicalistas como Roberto Baradel, de los docentes bonaerenses, Bonafini pronunció otro de sus discursos incendiarios, dedicado a insultar a Macri y, sin nombrarla, a Carlotto, con quien está enfrentada desde hace años y a quien no le reconoce siquiera el fenomenal trabajo realizado para encontrar a más de cien nieto desaparecidos.

Bonafini parece haber preferido que esos chicos hoy ya grandes no hubiesen sido encontrados, para agrandar el drama de la represión ilegal que se llevó a sus hijos.

"Basta de ser democráticos para ser buenitos: me cago en los buenos. No soy buena. No podemos ser buenitas, no podemos no insultar", gritó Bonafini, en referencia a la discusión que mantuvo a través de los medios en las últimas horas con Carlotto.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo había advertido que "hay que tener conciencia democrática, no fanatismo", al responder a la acusación de "traición" que le propinó Bonafini por haber firmado un convenio con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

"Cuando el pueblo vota y elige un gobierno, el respeto tiene que ser absoluto, nos guste o no nos guste", enfatizó Carlotto. Como respuesta a esas frases, Bonafini dijo: "Jamás negociaremos con estos asesinos, jamás nos sentaremos en un sillón ni cerca".

Ese tramo de su breve discurso le sirvió a la jefa de Madres de Plaza de Mayo para apuntar al Presidente sin vueltas. "Desde que entró al poder dije que Macri es un dictador. Es un reverendo hijo del mil putas y un dictador", dijo Bonafini.

Como para que no queden dudas, Bonafini volvió a dejar en evidencia su posición política. "Las Madres nunca jamás vamos a dejar de ser leales al proyecto nacional y popular que Cristina y Néstor (Kirchner) dejaron en nuestras manos", dijo.