Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de octubre de 2017
Seguinos en
Denuncian que Lázaro Báez adulteró documentos para camuflar bienes
26 de marzo de 2017
El sospechoso testamento realizado por el detenido Lázaro Báez en 2010 en favor de sus hijos —pero supeditado a un misterioso fideicomiso que administraría sus bienes por treinta años— fue exhibido esta noche en televisión y podría configurar el delito de falsificación de documento público, según evaluaron fuentes judiciales. Se sospecha que se adulteraron documentos públicos para camuflar bienes.

El documento fue exhibido durante la emisión del programa La Cornisa, de América TV, junto con otros asientos realizados por el escribano Ricardo Albornoz y en poder de la Justicia. Albornoz ya fue indagado por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa conocida como "Los Sauces" y, al igual que la ex presidenta Cristina Fernández, los hijos de ésta y otros imputados, se encuentra a la espera de la resolución sobre su situación procesal. De acuerdo con el informe difundido por el programa conducido por Luis Majul, los asientos de la escribanía de Albornoz tienen inconsistencias, no son cronológicos y podrían ocultar eventuales operaciones delictivas.

El testamento de Báez, informado por Clarín la semana pasada y de 19 hojas, fue fechado el 26 de julio de 2010, tres meses antes del inesperado fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner. La curiosidad es que impedía a sus hijos disponer de sus bienes en caso de fallecimiento al dejarlos en manos de un fideicomiso durante treinta años.

Pero además, junto con el documento, el informe de La Cornisa reveló la existencia de un protocolo complementario de 400 páginas. Asimismo, el escribano asentó en el mismo día una donación de 300 mil dólares por parte de Báez a su hijo Leandro. El "arrepentido" Leonardo Fariña, quien conoció tanto a Báez como al escribano Rodrigo Leandro Albornoz, dijo a La Cornisa: "Existen escribanías que dejan hojas en blanco del protocolo para ser completadas en el caso de operaciones ilícitas a favor de sus clientes”. Además afirmó: “Le cobran entre el 10 y el 15 por ciento de valor total de la operación”:

El juez Claudio Bonadio sospecha que se dejaron folios liberados para ocultar información que luego fue incorporada o agregada de posibles transacciones ilegales e incluso inexistentes.

Horas después del registro de los 300 mil dólares, también según el informe, una de las dos hijas del dueño de Austral Construcciones, Luciana, aparecía en una operación de venta de tres parcelas por valor de 40 mil pesos a favor de su padre. Lo que más llamó la atención de los investigadores es una transferencia de acciones de Austral Construcciones, con una fecha anterior, 6 de julio de 2010, aunque en el libro de protocolo secuestrado en la escribanía de Albornoz, se anotó luego del 26 de julio de ese año.

La siguiente operación que figura en el protocolo revelado por el programa de TV es del 10 de agosto de 2010. Refiere a un crédito hipotecario otorgado por el Banco Nación, representado por Marcelo Gustavo Mazu, por 20 millones de pesos, a favor de la empresa Kank y Costilla S.A., representada por Martín Antonio Báez. Esta firma fue una de las adquiridas por Báez para prácticamente acaparar el mercado de la construcción en la provincia de Santa Cruz.

Los garantes de ese crédito, de acuerdo con el informe, fueron Austral Construcciones S.A. representada por Julio Enrique Mendoza, y Badial S.A. por Lázaro Antonio Báez.