Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Las naftas suben y el gasoil baja, en medio de dudas
Lo anunció el ministro Aranguren pero aún no está claro cómo lo aplicarán las petroleras, en medio de las distorsiones existentes según regiones
1 de abril de 2017
Hace tiempo que a los consumidores les resultad muy difícil controlar los precios que se cobran por los combustibles, en medio de un escenario de gran confusión.
Tras anunciar las fuertes subas del gas, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que el precio del gasoil bajará 1,8% en los surtidores mientras que las naftas subirán 0,6%.

A comienzos de año, los productores de petróleo y los refinadores sellaron un acuerdo para que los precios locales fueran convergiendo con los internacionales, con el objetivo de llegar a esa meta hacia mediados de año.

Ese mecanismo se aplicaría a través de revisiones trimestrales, que tendrían en cuenta el comportamiento del barril de petróleo en el mundo, en el mercado local y el tipo de cambio, entre las variables principales.

En el caso de YPF, por ejemplo, el litro de gasoil se despacha a $ 16,78 en la Ciudad de Buenos Aires y debería bajar unos 30 centavos. En cambio, la nafta súper, que está a $ 18,45, tendría margen para subir unos 11 centavos. Los importes de YPF en Buenos Aires son los más bajos del país, salvo en la región patagónica. Axion suele competirle palmo a palmo, en especial cuando estaciones de ambas banderas se encuentran cerca entre si. La modificación en los surtidores podría aplicarse desde mañana o el lunes. "No tengo dudas que todas las compañías cumplirán con lo que se ha afirmado", consideró Aranguren y avisó que, desde ahora, las estaciones deben cargar los precios en una página web del ministerio de Energía.

"Deberán hacerlo dentro de las ocho horas de aplicación para que los consumidores puedan ver los precios vigentes. Y si hay diferencia entre el precio que figura en la aplicación y el precio que está en el surtidor, podrán marcarlo. Es para que haya más competencia y decirnos la verdad entre todos los argentinos", caracterizó el ministro.

Las petroleras aplicaron aumentos de 31% en 2016 y luego consiguieron otro 8% en enero, también como recomposición de la inflación del año pasado.

Para la caída del precio de gasoil de este mes, se tuvieron en cuenta una serie de variables. "El precio del internacional del barril de petróleo está a US$ 51,2. En la Argentina se comercializa el crudo de la cuenca neuquina a US$ 57,2 como parte de este acuerdo y el crudo de la cuenca golfo San Jorge (Escalante) a U$S 47,8", señaló Aranguren.

El tipo de cambio se mantuvo y el valor de los biocombustibles también talló en esta ecuación. Todo eso provocó las variaciones a las que se refirió el ministro.