Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"La cabeza de Bin Laden se abrió al medio", dijo comando que lo liquidó
1 de mayo de 2017
Alguna vez se tenía que saber con todos los detalles: Robert O'Neill, un soldado veterano de 41 años de Estados Unidos, relató con lujo de detalles la forma en que los comandos de los Navy SEAL liquidaron al terrorista más buscado de la historia, Osama Bin Laden, asumido autor ideológico del atentado a las Torres Gemelas, entre muchos otros crímenes del alto impacto.

O'Neill dijo que cuando halló a Bin Laden en su complejo refugio de Pakistán lo encontró "más alto y delgado de lo que esperaba, con la barba más corta y el pelo más blanco".

Confirmó que antes del final una mujer se interpuso entre él y Bin Laden, y la liquidó de dos disparos.

Luego, narró lo más esperado: "La cabeza de Bin Laden se abrió al medio y él se cayó. Le disparé otra vez en la cabeza. Por seguridad", dijo O'Neill, quien ya venía siendo cuestionado por las autoridades militares norteamericanas por haber comenzado a contar detalles de Bin Lade, cuyo cuerpo supuestamente fue arrojado al mar de un barco de guerra estadounidense, bajo el rito musulmán.

O'Neill relata el asesinado con lujo de detalles en su libro, "The Operator", y si bien el Navy Seal ya había hablado por primera vez del operativo en 2014, ahora lo hace en forma totalmente descarnada.

El gobierno de los Estados Unidos no confirmó ni negó sus afirmaciones.

"El nuevo libro detalla la noche histórica de 2011 en la que asaltó el complejo de alta seguridad en Abbottobad, Pakistán", detalla un artículo publicado por el portal británico Daily Mail.

Según el portal, el soldado dijo en ese momento: "¡Carajo!, estamos aquí, esa es la casa de Bin Laden. Esto es genial. Probablemente no vamos a vivir, pero esto es histórico y voy a saborearlo". Los soldados pasaron por salas llenas de mujeres y niños y subieron por una escalera después de abrir otra puerta.

"Nos habían dicho que debíamos esperar que Khalid bin Laden, el hijo de 23 años de Osama, estuviera allí, armado y listo, la última línea de defensa de su padre", escribió el soldado.

"Si encuentras a Khalid -nos dijeron- Osama está en el siguiente piso", agregó.

Contó que uno de los SEALs le dijo "Khalid, ven", tanto en lenguas árabes como en urdu. Fue cuando el hijo de Bin Laden dijo "¿qué?", antes de que le dispararan en la cabeza. O'Neill fue criticado por el jefe de la "Naval Special Warfare Command", al sostener que violaba los códigos del grupo comando de élite, ya que caía en la "autoproclamación".

El Navy Seal retirado debe haber tenido "millones" de razones para aceptar contar todo en su libro, pero constituye igual un testimonio histórico de alto valor.