Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Scioli volverá a ser padre a los 60 años y hay polémica
Su ex pareja la modelo Gisela Berger dijo estar embarazada y contó que su reacción: "No, esto es una cagada, ¿no hay algo para hacer?"
11 de mayo de 2017
Daniel Scioli, ex gobernador y candidato presidencial por el FPV, reveló que será padre con 60 años. La madre, la modelo Gisela Berger, quien se acababa de distanciar de él, lo dejó mal parado.

Dijo que Scioli quería que se hiciera un "aborto". Luego de que Scioli hiciera pública la noticia, la modelo habló con el portal Ciudad Magazine. Afectada por la situación, rompió el silecio y desató una nueva polémica.

“No puedo creer esto. Desde que pasó lo que pasó con Sofía Clérici, Daniel no me llamó más. Apenas me pidió perdón y obviamente trató de componer la situación y no tirar todo lo que habíamos construido hasta el momento”, contó.

Luego, reveló: “Cuando me entero de que estoy embarazada y se lo digo, su reacción fue: ‘No. Esto es una cagada, esto es una cagada. ¿No hay algo para hacer?’, refiriéndose a un aborto. Es una locura todo, no entiendo nada de lo que está pasando. Estoy completamente en shock”. La entrevista continuó con Berger contando que está enojada con el ex gobernador bonaerense.

“Está planteando “la familia feliz” cuando lo único que hizo hasta ahora… no, no, no entiendo. Te juro que estoy completamente sacada y nerviosa, con la panza dura. El otro día que pasó lo de Sofía me puse a llorar mientras manejaba y me podría haber pasado cualquier cosa. Tuvo cero cuidado, nada de sensibilidad y ahora esto”, dijo.

-¿Tuviste la oportunidad de hablarlo con alguien desde que se conoció la noticia? -Lo sabe mi mamá nada más, el resto de mi familia no lo sabe. Es una locura porque Daniel me pidió que no se lo diga absolutamente a nadie y ahora él lo cuenta sin hablar conmigo. No me dijo nada y más allá de eso, él quería que me haga un aborto.

-¿Él te lo dijo así?

-Sí, por supuesto. Obviamente hizo todo lo posible, esperar y que yo no se lo dijera a nadie. Es una locura lo que está haciendo, estoy en shock. No puedo seguir hablando… de todas formas, ahora soy yo la que va a romper el silencio. Realmente no lo puedo creer, estoy sin palabras y cada minuto que pasa, es un momento peor. Ahora quiere formar la familia perfecta cuando, si no fuera por mí, no estaría… quería que me haga un aborto. A-BOR-TO.

-¿Ya cumpliste los 3 meses de embarazo?

-Sí, ya pasé los 3 meses. Me rogaba que no dijera absolutamente nada del tema y, como te dije, yo ahora tengo que ponerme a explicar a mi familia. Sumado a esto, yo tuve una situación muy complicada el día que pasó lo de Sofía Clérici, cuando tuve que ver todo eso. Es inexplicable.

-Ante esto, ¿tenés pensado seguir con la pareja?

-¡Por supuesto que no! No lo quiero ni ver.

-¿Tampoco tuviste la oportunidad de hablar con Daniel después de que diera la nota en el programa de Jorge Rial?

-No, ¡porque él no me llamó nunca más! No estaba pendiente de mí en absoluto. Yo estoy sola en Buenos Aires y no estoy al cuidado de absolutamente nadie. Estoy sola. El otro día tuve un tema súper complicado por algo que él me hizo pasar en la cual yo llego a casa y estaba mal. Yo no entiendo demasiado pero me agarró una cosa en la panza, no me quería ni levantar. Quería ir al baño pero estaba sola. No me podñia nover de la cama y estaba sola sin que nadie me ayudara. Perdoname pero no puedo seguir hablando.

-¿Estás acompañada por alguien en este momento que estás tan nerviosa?

-Estoy sola. Obviamente ahora voy a hablar con mi familia porque en estos casi 3 meses y medio, Daniel me prohibió que hable con mi gente, con mis amigos, con mi familia. Y de repente que pasa lo de Sofía Clérici, paso toda esta angustia y él no me llamó ni para preguntarme, “Gisela, ¿cómo estás?”. Me pidió perdón y después nunca más. Ya no puedo hablar más, perdón. Un beso y gracias.