Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Carrió habló con Macri y pidió "investigar hasta las ultimas consecuencias"
Tras conocerse la declaración del brasileño que pagaba las coimas de Odebrecht y volvió a involucrar a Arribas, la diputada llamó a presidente
11 de mayo de 2017
Antes de emprender su viaje a China, Mauricio Macri atendió el llamado de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien le pidió que en el caso Odebrecht "se investigue a todos hasta las últimas consecuencias".

La líder de la Coalición Cívica lo llamó luego de que el cambista Meirelles insistiera en que le pagó US$ 850 mil al jefe de los espías de Macri, Gustavo Arribas.

A todos y hasta las últimas consecuencias, fue el reclamo de Carrió al presidente.

Minutos después de que se conociera la declaración del cambista brasileño Leonardo Meirelles contra el titular de la AFI, al que afirmó haberle pagado 850 mil dólares, la diputada se comunicó con Macri y con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y acordaron pedir que se "investigue hasta las últimas consecuencias a cada uno de los implicados" en el escándalo de corrupción de Odebrecht, que salpica al continente.
"Hablé con el presidente de la Nación y tenemos un acuerdo para que se investigue hasta las últimas consecuencias el caso de las trasferencias de Odebrecht", dijo Lilita en un comunicado de prensa.

Carrió fue la denunciante del caso Arribas en la causa en la que fue sobreseído por el juez Rodolfo Canicoba Corral.

La líder de la CC-ARI se presentó ante la Justicia para pedir que se investigue a Arribas luego de la publicación, en el diario La Nación, de presuntos pagos de un cambista de Odebrecht al jefe de la AFI. "Hay que investigar a todos. En especial a De Vido, a quien están protegiendo", sentenció la diputada de Cambiemos, que será candidata por la ciudad de Buenos Aires en una alianza con el PRO.

En círculos kirchneristas sostienen que hasta la ex presidenta Cristina Fernández está sorprendida porque De Vido prácticamente no tuvo dificultades ante la Justicia, mientras a ella la citaron y procesaron.

Carrió sospecha que el ex superministro de Planificación Federal podría estar vinculado con el pago de 35 millones de dólares en coimas a cambio de obra pública que la empresa brasileña admitió haber realizado ante la Justicia de los Estados Unidos. Según La Nación, hubo al meos cinco transferencias por un total de US$ 594.518 a una cuenta en Suiza perteneciente a Arribas.

El funcionario se presentó ante la Justicia y negó las acusaciones: solo admitió haber recibido un pago de cerca de 70 mil dólares por la venta de muebles de un departamento.

Según la información, fruto de una delación premiada en el marco del Lava Jato, los dólares habrían llegado desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited. La justicia de Brasil calificó a la compañía como "empresa de fachada", destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión.

Carrió ratificó su denuncia contra Arribas el 11 de enero último.

"El presidente Mauricio Macri sabe que yo voy a denunciar y quiere que los funcionarios expliquen”, dijo y agregó: "Todos los funcionarios tenemos que tener los papeles al día para presentarnos".

Hoy, tras los nuevos elementos aportados a la causa por el arrepentido brasileño, Lilita acordó con Macri y Marcos Peña la estrategia a seguir. Será: pedir que se investigue a fondo, a todos y todas, propios o ajenos.