Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de septiembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El hackeo más grande de la historia encendió alertas en el mundo
El ciberataque afectó a 74 países e incluyó 45.000 incidentes, incluidas grandes empresas. Rusia, España y el Reino Unido, los más afectados
12 de mayo de 2017
Más de 70 países sufrieron un masivo ataque informático contra sus empresas y organizaciones. Un “ransomware” –un virus informático que bloquea y cifra los archivos del computador atacado para exigirle un rescate a cambio de liberarlo- robado por hackers a la NSA estadounidense se extendió en horas por medio planeta.

La primera noticia saltó en la mañana cuando la tecnológica española Telefónica denunció que había sido víctima del ataque. En pocas horas el ataque se fue ampliando para afectar a gigantes empresariales como la estadounidense FedEx o el NHS, el sistema público de sanidad británico, que vio cómo colapsaba el sistema informático de decenas de hospitales.

Entre los países afectados aparecen, entre otros, Estados Unidos, Canadá, Rusia, Turquía, Ucrania, Filipinas, Vietnam, China, Taiwán, Italia o Japón. Portugal fue uno de los países más afectados en Europa porque el ataque se centró contra entidades financieras como la Caixa General de Depósitos y BPI.

También alcanzó a Portugal Telecom. Los bancos portugueses no habían reconocido el ataque al cierre de esta edición pero la empresa de telefonía dijo que estaba pudiendo operar con normalidad.

En total se contaron más de 45.000 ataques en 74 países, según anunció en Twitter Costin Raiu, director mundial de la empresa de seguridad informática Kaspersky Lab. Raiu dijo también que el número de entidades atacadas y el número de países “está creciendo rápidamente”.

Microsoft había lanzado en marzo un parche para esa vulnerabilidad, por lo que los equipos atacados serían los que no habían actualizado su sistema operativo.

El experto informático Kevin Beaumont, citado anoche por la BBC británica, dijo que el ataque “tiene una dimensión nunca antes vista” y que “el programa malicioso usado en el “ransomware” exige a contrarreloj un pago por la liberación del sitio, una suerte de “secuestro” virtual del PC, una extorsión”.

Los computadores afectados se bloquearon y en ellos apareció sólo un mensaje explicando que los archivos habían sido cifrados y bloqueados y exigiendo un rescate de 300 dólares por su liberación. Esa suma subiría a 600 dólares si no se paga al tercer día.

Si el afectado decide no pagar el virus informático elimina la información del computador. Para ejecutar el pago la única opción que se daba a las víctimas del ataque era una cuenta de la moneda virtual Bitcoin, cuyas transferencias no dejan rastro por lo que las autoridades no pueden seguir la pista del dinero.