Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Carrió denunció que De Vido goza de protección en el Gobierno
"Todos, sin exclusiones, quieren protegerlo", dijo la diputada, y admitió estar "cansada moralmente" por las "operaciones judiciales" en su contra. Y que le cuesta "creer en alguien"
20 de mayo de 2017
"Tengo un profundo cansancio moral, me cuesta creer en alguien", dijo la diputada Elisa Carrió, y cargó contra el Gobierno nacional al asegurar: "Nunca creí que me podría pasar esto en un Gobierno de Cambiemos". Cerca de la legisladora afirmaron que está cansada de que el Gobierno siga defendiendo al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y consideró que desde un sector de la Justicia y de la Agencia Federal de Inteligencia la operan políticamente y nadie la defiende.

Al enterarse a través de su abogado que un hombre había confesado que la había denunciado por enriquecimiento ilícito a cambio de $1500, Lilita se sintió escandalizada. No podía creerlo.

"Esto es vergonzoso, un escándalo producto de operaciones políticas vinculadas a sectores de Inteligencia y a altos rangos del Poder Judicial", escribió.

Denunció que "todo el sistema político y judicial argentino protege a De Vido", incluso parte del Gobierno. Un agente de la ex SIDE dijo que al hombre que denunció a Carrió "le dieron 1.500 pesos como viáticos para ir a Capital. Pero la operación contra Carrió se armó en la base de la Agencia Federal de Inteligencia en Pilar hace unos meses, junto con unos policías bonaerenses que acercaron al abogado. El director de esa base se llama Pablo Piramonte”.

Carrió cree que es evidente que la denuncia por presunto enriquecimiento ilícito -ella afirma con ironía que lo suyo es "empobrecimiento lícito"- provino de sectores de la Justicia y de servicios de Inteligencia.

Lilita, una de las arquitectas de Cambiemos, ha sido una férrea crítica del titular de la Corte Suprema, que la denunció por sus acusaciones, y también de la N°2 de la Agencia Federal de Inteligencia, Silvia Majdalani, a quien apuntó por "espiarla".

Pero ese no es el único motivo que hace que Lilita se sienta cansada y hasta un punto enojada con Cambiemos. También la crispa la cuestión Odebrecht y cómo el Gobierno reaccionó ante el tema.

“Lo de Odebrecht, de que operen todos para que no haya acuerdo, la tiene enojada”, señalan en su entorno. En la Coalición Cívica-ARI afirman que de acá a fin de año el tema será "el acuerdo de delación de Odebrecht de en Argentina". Es decir: las negociaciones que destraben la confesión para que haya arrepentidos que puedan revelar a dónde fueron a parar los 35 millones de dólares que la empresa de obra pública brasileña admitió haber pagado en el país.

“Están haciendo esfuerzo inimaginables para que no salga el acuerdo. Los une el espanto, o mejor dicho, la coima”, repiten cerca de Carrió, quien hoy vinculó a “algunas personas del propio Gobierno” en una maniobra para proteger a Julio De Vido, actual diputado K y ex ministro de Planificación Federal. "TODOS, sin exclusiones, quieren proteger a De Vido", insistió en Twitter horas después de sus primeros mensajes.

En su equipo están estudiando la manera para que haya un acuerdo y Odebrecht pueda abrir lo que muchos creen será una caja de Pandora para la política local.

“No es cierto que no se pueda lograr, faltan herramientas, puede ser, pero le vamos a encontrar la vuelta, hay muchas mentiras alrededor”, marcan.