Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Duvidoso", uno de los curiosos alias destinatario de sobornos
Figura en la lista de sobornados argentinos elaborada puntillosamente por Odebrecht. El parecido con un alto funcionario del kirchnerismo es obvio. La lista de la ignominia
4 de junio de 2017
El kirchnerismo fue tal vez la etapa más oscura de la democracia moderna en la Argentina y día a día aparece como el gobierno más corrupta desde la dictadura.

Ahora, trascendió que el ex CEO de la constructora brasileña Odebrecht en Argentina, Flavio Bento de Faria, ordenó el pago de coimas para al menos cinco funcionarios o intermediarios argentinos.

El más curioso, aparece identificado con los alias “Duvidoso”, un apodo muy curioso que remite a uno de los hombres clave del régimen liderado por Néstor Kirchner y Cristina Fernández, cuyo principal objetivo era perpetuarse en el poder al parecer a cualquier precio.

“Festança”, “Síndico”, “Bonito” y “Pato” eran otros de los apodos, según un documento publicado por el diario Perfil.

Las obras por las que Odebrecht pagó sobornos son, al menos, los gasoductos, como el Libertador General San Martín, y la refinería de YPF en La Plata. Todos estaban bajo la órbita del ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Los sorprendentes datos aparecen en las planillas del Departamento de Operaciones Estructuras (o Sector de Operaciones Estructuras) de la constructora brasileña a las que accedió PERFIL e “Investigación Lava Jato”, un colectivo periodístico dedicado a investigar el pago de coimas en América Latina y Africa.

Las planillas prueban también que los sobornos se pagaron por la obra identificada como “dutos Argentina”, por la cual “Duvidoso” recibía los pagos.

Llegó a cobrar al menos US$ 600 mil en 12 pagos, entre el 25 de junio de 2012 y el 20 de octubre de 2014.

El cálculo es parcial, cuanto menos, ya que las planillas no están completas. Los pagos de “Duvidoso” fueron siempre de a US$ 50 mil. Es el más caro de los cinco argentinos destinatarios de coimas, lo que indicaría que el dinero estaba dirigido a un alto funcionario argentino.

En los registros, aparece otro personaje cobrando por los “dutos Argentina”: “Bonito”. En una oportunidad, recibió un pago por US$ 50 mil. “Dutos” son caños o conductos. Todo indicaría que se refiere a los gasoductos que Odebrecht construyó en el país. Otras fuentes de esta investigación no descartan que “dutos Argentina” pueda referirse a acueductos. Tampoco al túnel que construyen para el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

“Festança” registra coimas por al menos US$ 200 mil. Los recibió en 13 pagos. El más antiguo fue el 29 de junio de 2010. El último es del 20 de octubre de 2014. Hay planillas de 2010, 2012, 2013 y 2014. Los abonos a “Festança” eran en su mayoría de US$ 15 mil, con sólo dos excepciones por US$ 25 mil y $ 10 mil.

Estos documentos también demuestran que las coimas se pagaban como si fueran sobresueldos. Los destinatarios tenían un ingreso fijo garantizado por debajo de la mesa gracias a sus gestiones a favor de Odebrecht.

La persona identificada en la planilla como “Síndico” recibió al menos US$ 100 mil, en cuatro pagos. La referencia a la obra por la que le entregaron las coimas es “Gasoducto San Martín”. Más claro imposible. Odebrecht pagó coimas por la ampliación de ese gasoducto, cuyo contrato le fue entregado en 2005 por el gobierno de Néstor Kirchner. Esa obra estuvo bajo las órdenes del ex ministro Julio De Vido; el ex secretario de Obras Públicas, José López; y el ex secretario de Energía, Daniel Cameron; entre otros funcionarios.

"Síndico” comparte planillas con “Pato”, otro receptor argentino de pagos indebidos, a quien le pagaron al menos US$ 30 mil en tres pagos de US$ 10 mil por la obra “Refinería YPF”, una obra que Odebrecht realizó para la petrolera en 2009 para construir en La Plata la primera Planta de Reformado Catalítico Continuo del país. Los pagos a “Pato” son de junio, agosto y septiembre de 2012. Cuando se hizo la obra, la petrolera no era estatal.

¿Quién ordenó las coimas? El ejecutivo Flavio Bento de Faria, conocido en la compañía como Flavio Faria, es actualmente ejecutivo de Odebrecht en Brasil. En enero de 2011, asumió como CEO en Argentina pero formaba parte de la sucursal desde mucho antes. Faria era también uno de los ejecutivos que firmó el contrato de ampliación de los gasoductos en 2005 y 2006, obras que adjudicó el gobierno de Néstor Kirchner y que se extendieron durante años.

El ex CEO en la Argentina aparece relacionado con todos los pagos a “Festança” y en pagos por los “dutos Argentina” para “Duvidoso”. La prueba es que en las planillas los abonos aparecen ordenados por “DS FF Mercado”. En Odebrecht confirmaron a PERFIL que en la jerga de la empresa “DS FF” significa “Director Superintendente Flavio Faria”.

Otro ejecutivo local de la constructora que aparece en una de las planillas es Gabriel Lucas Bronstein, “financial controller” o gerente de Finanzas de Odebrecht en el país. Este contador argentino de 40 años está identificado con nombre, apellido y DNI como un supuesto nexo con “Duvidoso”. Los pagos para Argentina eran gestionados también por “Tuta”, uno de los doleiros que se encargaba de entregar el dinero en efectivo en restaurantes y hoteles.

Las planillas están homologadas como pruebas judiciales. Forman parte de los documentos anexos a la Lista Fachin, como se conoció a la nómina de funcionarios y políticos brasileños involucrados en el Lava Jato y acusados por el juez Luis Edson Fachin, miembro del Supremo Tribunal de Brasil. Por eso, es posible que existan más planillas referidas a pagos de coimas a argentinos y que aquellas a las que se tuvo acceso en esta investigación conjunta develen fragmentos de las pruebas totales sobre pago de sobornos en la Argentina.

Al ser consultada por las revelaciones, la empresa contestó que quiere “colaborar con la Justicia”.

Un proyecto de 11 países. Este trabajo forma parte del proyecto “Investiga Lava Jato”, en el que participan veinte periodistas de 11 países de América Latina y Africa con la coordinación del portal Convoca, de Perú.