Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de octubre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Tercer terrorista de Londres era italiano-marroquí
Tenía 22 años y había nacido en Marruecos de madre italana. Ya había sido en Bolonia en 2016. Preocupación en Europa por el avance terrorista
6 de junio de 2017
El tercer terrorista de los últimos ataques en Londres era Yussef Zaghba, de 22 años, nacido en Fez, hijo de un marroquí y de una italiana que vive en Bolonia, confirmó Scotland Yard luego de que la Inteligencia italiana filtrara la información. Es la primera vez que un terrorista vinculado al ISIS tiene lazos con Italia, lo cual refleja la capacidad de influencia que tiene aún la red de terror montada a través de diversos países de Medio Oriente, y los usos altamente eficaces que hace de internet para influir en jóvenes desencantados del sistema.

En un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, Scotland Yard indicó que ese hombre "no era objeto de interés de la policía ni de los servicios secretos británicos". El italo-marroquí había sido arrestado en marzo del año pasado en el aeropuerto de Bolonia mientras trataba de embarcar en un vuelo rumbo a Turquía, para desde allí llegar a Siria e incorporarse como “foreing fighter” (combatiente extranjero) a las fuerzas de los yihadistas del ISIS.

El diario Corriere de la Sera, que dio la primicia, dijo que la inteligencia italiana señaló su presencia y sus frecuentes movimientos a las autoridades de Marruecos y de Gran Bretaña. Los padres de Yussef Zaghba vivieron un período juntos en Marruecos y cuando se separaron su madre regresó a Bolonia. Su hijo la visitó varias veces y en marzo de 2016, tras el arresto, fue denunciado a la justicia italiana por terrorismo internacional.

Pero en Italia Zaghba fue absuelto pero inscripto en la lista de personas peligrosas. Según la inteligencia italiana, que lo controlaba, actualmente trabajaba en un restaurante de Londres y continuaba manteniendo contactos con su madre en Bolonia.