Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El yate de Ricardo Jaime será utilizado por la Prefectura
El juez Casanello autorizó el uso de la embarcación que se llamó Capricornio, valuada en un millón de dólares, para la lucha contra el crimen organizado
21 de junio de 2017
Después de casi cuatro años de trámites, el juez Sebastián Casanello logró que el yate del ex secretario de Transporte, Ricardo Raúl Jaime, volviera a la Argentina.

Jaime manejó la política de transporte del país durante los gobiernos de Néstor y Cristina, y se enriqueció ilícitamente a partir de coimas que le pagaron varios empresarios. Una firma de él equivalía a millones de pesos en ganancias para las empresas del área de transporte y de la obra pública ferroviaria.

Con esas coimas, él, su familia y su círculo de negocios compraron departamentos, casas, autos, un hotel en Carlos Paz, una radio, un diario, un avión de cuatro millones de dólares y un yate valuado en un millón de dólares. Eso es tan solo lo que la Justicia pudo descubrir.

Desde abril pasado el yate Altamar 64 matrícula está anclado en la sede de la Prefectura Naval Argentina en Zárate, Provincia de Buenos Aires.

Esa fuerza de seguridad le pidió al juez Casanello disponer del yate para utilizarlo como buque escuela e incluso para realizar patrullajes en los ríos. "Su uso sería de suma utilidad para la cartera porque contará con una nave de avanzada tecnología que permitirá el desplazamiento eficiente y rápido a los diferentes escenarios de la hidrovía donde se desarrollen operaciones de seguridad en la lucha contra el crimen organizado, el delito complejo o donde se requiera la presencia del Estado Nacional", planteó el Gobierno en su pedido ante el magistrado.

El fiscal del caso Carlos Rívolo no se opuso al pedido de la Prefectura, pero solicitó que la embarcación se mantuviera en buen estado para poder venderla una vez terminado el juicio por enriquecimiento ilícito que comenzará en un tiempo más. Hasta tanto no termine el juicio y recaiga una condena firma el bien no se puede decomisar. Pueden pasar años hasta que eso suceda.

Casanello autorizó a la Prefectura para que use el yate que se llamó Capricornio y en cuyo proceso de compra están vinculados ejecutivos de la firma Trenes de Buenos Aires (TBA) que en la época en que Jaime controlaba los negocios en Transporte explotaba colectivos y líneas de ferrocarril.

Desde esta semana los prefectos podrán utilizar para diversas cuestiones el lujoso yate de Jaime. El yate matrícula DL2153AC tiene baño en suite con jacuzzi, freezer, Home Theater, grill y otras prestaciones de lujo que no serán de mucha utilidad para los que patrullan las aguas.