Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Consultores de House of Cards trabajan en la Casa Blanca
Asesores ayudan a la serie a imitar el entramado político que se sucede en Washington. Quiénes son los 'infiltrados' que proveen información
30 de junio de 2017
House of Cards, la adaptación de la miniserie del mismo nombre realizada por la BBC, ha fascinado al público por su capacidad de imitar a lo que realmente pasa en Washington en su oscuro drama político.

Hacer las cosas bien hace que los "Beltway Insiders", el término utilizado para hablar de aquellos que trabajan en las oficinas federales en Washington, acaben actuando como los consultores de la serie. Tras el inicio de la quinta temporada en Netflix, el estratega demócrata Howard Wolfson, ex asesor de la Casa Blanca durante el gobierno de Obama, Robert Bauer, y el ex presidente de la Comisión Federal de Elecciones, Trevor Porter, parecen tener un papel significativo.

John Edgell, un veterano empleado que estuvo 16 años en el Capitolio, trabajó como consultor para House of Cards. Aunque fue en solo una escena, se trataba de una de las más importantes: el arranque del primer episodio de la temporada. La trama se desarrolla en una ficticia Cámara de Representantes, donde se cuidó hasta el más mínimo detalle. El set de rodaje fue construido en un almacén de Joppa (Maryland), el lugar donde se filma la serie.

Edgell ya había aparecido como extra durante las dos temporadas anteriores y cuando el equipo necesitaba a alguien que estuviera familiarizado con ese lugar siempre lo llamaban. Su trabajo era supervisar el guión y estar presente en el rodaje para confirmar que todo era fiel a la realidad. "Es Hollywood, todo es un poco exagerado", afirma el antiguo empleado al tiempo que admite que los guionistas incluyeron algunas cosas que no se asemejan a lo que pasa, en realidad, en Washington.

Una de ellas fue cuando los extras de la Cámara de Representantes no se distribuyeron correctamente a ambos lados del pasillo. "No es cuestión de hacer política, pero el Partido Republicano tiene un montón de hombres blancos y muy mayores. Así que tuvieron que traer algunos extras más", recuerda.

Otra cosa más, y que seguramente sorprendió a algunos snobs fue cuando Kevin Spacey, el actor que interpreta al presidente Frank Underwood, termina su discurso en la Cámara de Representantes refiriéndose a la oficial que preside la sala como "Madam President" (Señora presidenta), algo que jamás se vería en realidad.

Edgell advirtió del error y explicó que se debería haber dicho "señora oradora". Así que el equipo volvió a grabar esa parte del discurso para evitar el error y asemejarse lo más posible a la realidad.

Para Edgell, la experiencia de estar en una réplica de la Cámara de Representantes fue algo más emocionante que estar en el auténtico Capitolio . "Definitivamente era algo que tenía que hacer. Fue un sueño cumplido", aseguró.