Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de septiembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Por el dólar, combustibles suben fuerte y presionan sobre la inflación
Rige el aumento del 7,2% a la nafta y ya anuncian otra suba para octubre. El gasoil también tuvo un incremento notorio, del 6%. Temen que el aumento dispare la inflación
30 de junio de 2017
En otro golpe de alto impacto sobre el bolsillo, el precio de los combustibles aumentó entre 6% y 7% este domingo. El titular de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos, aseguró, además, que en octubre "habrá otra variación del precio de los combustibles"

La suba fue del 7,2% para las naftas y de 6% en gasoil. El aumento se aplicó desde la 0 hora del domingo en las estaciones de servicio de YPF, Shell y Axion.

Los importes de los combustibles surgen de un acuerdo entre los productores y los refinadores de petróleo, Para todo este año, se fijó un esquema de revisiones trimestrales, que fue consensuado con el Ministerio de Energía.

La cotización del peso frente al dólar y el valor del barril de petróleo crudo internacional más sus variedades locales y el biocombustible definen ese cálculo.

La devaluación del peso frente al dólar fue el factor de mayor incidencia en este aumento. La moneda estadounidense estaba a $ 15,60 el primero de abril, durante la revisión anterior, y cerró a $ 16,88. La depreciación es del 7,2% y es lo que trasladarán las petroleras a sus productos.

En abril, cuando el dólar estaba planchado o con un leve descenso, el ministro de Energía -Juan José Aranguren- anunció un descenso del 0,1% en las naftas y del 2,6% en el gasoil. En el Gobierno ayer no hubo comentarios sobre la decisión de aumentar por parte de las petroleras.

Hasta ahora, el único aumento que aplicaron las petroleras fue del 8% en enero. Ahora, llegará este 7,2%, que durará hasta septiembre. De esta forma, la recomposición de los combustibles será más del 15 % en 9 meses. En el sector sostienen que esa suba estará por debajo del resto de los precios de la economía.

El litro de nafta súper de YPF subirá de los $ 18,43 actuales a $ 19,72 en las estaciones de la ciudad de Buenos Aires. En enero, había ascendido de $ 17,08 a $ 18,45, mientras que en abril había caído dos centavos.

El resto de las estaciones de servicio de YPF definirán sus ajustes. En general, son más elevados en el conurbano. La idea de las compañías es que el litro de súper no quede por arriba de los $ 20.

El incremento tendrá impacto en las cifras de inflación de julio. Sin embargo, en la industria, creen que los consumidores podrán asimilarlo, ya que la demanda de naftas viene en aumento. En abril, creció un 8% en relación al mismo mes del año pasado y en mayo, superó en un 9% al registro de 2016.

El petróleo crudo internacional también incide en la revisión trimestral. El barril del tipo “Brent”, que es el usado como referencia, estaba a US$ 52 en abril. Ahora, bajó a US$ 48.

Pero el dólar es el mayor componente de la industria. Todas las operaciones petroleras se realizan en esa moneda, al tipo de cambio oficial.

Aranguren se planteó ir hacia “precios libres” cuando termine este año. Trabajó con la industria para ir abandonando algunos precios locales (de petróleo) que se utilizaban como referencia, para que vayan convergiendo con los internacionales. Eso fue en diciembre. En esa ocasión, el ministro reconoció que los precios de los combustibles subieron, en 2016, menos que la inflación.
En este escenario, desde varios sectores salieron a quejarse. Por ejemplo, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, estimó que el aumento del gasoil generará un costo adicional de $ 3.600 millones para el campo.

Y el ex diputado Héctor Polino, representante de Consumidores Libres, afirmó que los aumentos "acentuarán el proceso recesivo y la inflación porque serán trasladados a los precios, en especial de los artículos de la canasta básica de alimentos".

En las naftas, la remarcación de 2016 fue 31%, mientras que el costo de vida subió 40%. En YPF, que viene con balances desalentadores para los mercados, estaban esperando ansiosos por este aumento, ya que les permitirá recomponen su caja. Pero en Jefatura de Gabinete se especuló, durante esta semana, en indicarle al ministro Aranguren que no lo aplique, más allá de que existía un convenio firmado y componentes técnicos.