Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
28 de julio de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Represión para desalojar la toma de planta de Pepsico en Vicente López
El fiscal de la causa solicitó a la jueza el desalojo de la fábrica, tomada por empleados despedidos que denuncian a la empresa de snacks por un supuesto "vaciamiento"
13 de julio de 2017
En medio de un clima político que se va enturbiando a medida que se acercan las elecciones, trabajadores y militantes que tomaban la fábrica de Pepsico cerrada en Vicente López fueron reprimidos con una fuerte operativo policial y desalojadas de la planta.

La fábrica PepsiCo, en la localidad bonaerense de Florida, permanecían en el lugar en reclamo por los recientes despidos ocurridos en la empresa. Unos 15 móviles de Gendarmería con efectivos de Infantería se agruparon por la noche en Avenida Constituyentes y General Paz, y pasadas las 3 de la mañana partieron camino a la planta.

A las 8, la Policía comenzó con el desalojo y con manifestantes detenidos por la fuerza de seguridad.

Después de casi dos horas, el operativo finalizó con la salida de los trabajadores que estaban dentro de la planta, acompañados por los dirigentes de izquierda Nicolás del Caño y Luis Zamora, quienes ingresaron para garantizar la salida.

"Entramos a garantizar que no los reprimieran adentro, los trabajadores decidieron salir si entrábamos nosotros", dijo Zamora ante la prensa.

Luego de momentos de tensión, las fuerzas de seguridad tomaron el control de la planta, tras la salida de los trabajadores que no fueron detenidos.

Según informó el Gobierno de la Provincia, entre los heridos se encuentra la sargento Natalia Tapia Almeyda, con una fractura expuesta producto del golpe de una piedra arrojada desde el techo. La mujer fue trasladada al Hospital Municipal de Vicente López.

Además, hay 10 efectivos de infantería con lesiones de "carácter leve" y 5 efectivos de Policía de seguridad.

Los trabajadores, acompañados por referentes gremiales, militantes de organismos de derechos humanos, partidos de izquierda, vecinos de la zona y otros empleados pertenecientes al gremio, armaron barricadas con neumáticos y contenedores de basura para contener el avance de las fuerzas de seguridad.

Al llegar al lugar, los efectivos cortaron el tránsito y tomó posición alrededor del edificio e iniciaron el operativo para desmontar el acampe en la puerta de la fábrica y luego forzar a puerta para ingresar al predio, mientras en los techos de la planta habían trabajadores resistiendo el desalojo. Un grupo de manifestantes se reagrupó en una de las esquinas prendió gomas y cantan contra el gobierno de María Eugenia Vidal.

El conflicto comenzó el pasado martes 20 de junio, cuando los trabajadores que debían cumplir el turno de guardia ese día feriado, al arribar al lugar se encontraron con un cartel en la puerta que anunciaba el cierre de la planta. PepsiCo, por su parte, argumentó que lo hizo "debido a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos".

Además, la empresa anunció que mudará la producción de snacks a Mar del Plata y del total de trabajadores de la planta, 691 personas, reubicará a 155 e indemnizará al resto.