Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno no logra remontar en el conurbano y ve derrota electoral
Es el lugar del país donde Cristina realizará la mejor elección y en segundo lugar se ubicaría Massa. La inflación y la pérdida de poder adquisitivo, el Talón de Aquiles de Cambiemos
23 de julio de 2017
El Gobierno sufriría una fuerte derrota en el conurbano bonaerense como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo y el alto desempleo en esa zona, la más populosa de la Argentina, según todos los sondeos de opinión.

En buena parte de las ciudades que rodean la Capital Federal la recuperación económica que muestran los datos oficiales se ve, si es que se percibe, como un reflejo lejano.

En la Casa Rosada ya tomaron nota de que esa situación impactará en la elección que ocurrirá en tres semanas. Macri suele reconocer que la boleta de Cambiemos está "peleando centímetro a centímetro” con la que encabeza Cristina Kirchner, aunque también asegura que el oficialismo terminará ganando, por poco, la elección de octubre en Buenos Aires.

En el Gobierno creen que la explicación para esa paridad con una ex presidenta desgastada y multiprocesada por la Justicia es económica.

Uno de los tres miembros de la mesa que pone en práctica las decisiones políticas de Cambiemos -integrada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta- lo dice así: “En octubre, la economía va a estar creciendo a un ritmo de 4 por ciento o incluso un poco más, pero el problema es que ese crecimiento es muy desigual".

"En los pueblos que viven del campo se crece a un ritmo de 10% y en muchas ciudades medianas y grandes del interior se crece a un 4%, pero en el segundo cordón del Conurbano se va a crecer 0%”, reconoció una fuente oficial citada por Clarín.

“Los asalariados en blanco y los jubilados tendrán este año aumentos de ingresos mayores a la inflación, pero la gente que trabaja en negro no tuvo paritarias y le aumentaron los servicios y el resto de los precios. La cuestión es que ahí vive mucha gente del empleo informal y muchos comercios que los tienen como clientes”, completa el funcionario en diálogo con Clarín. “Nosotros vamos a sacar el triple que Cristina en todo el país, pero la prensa va a mirar sólo lo que ocurra en la Provincia de Buenos Aires, y por eso tenemos que ganar ahí”, dijo Macri esta semana en una reunión en la Quinta de Olivos.

Esta semana, Ramón Puerta, embajador argentino en Madrid y uno de sus amigos más antiguos en la política, le dijo que, desde que las encuestas empezaron a mostrar el empate técnico entre Cambiemos y Cristina, se derrumbaron a la mitad los pedidos de audiencia de empresarios españoles interesados en hacer negocios con la Argentina.

Antes, el embajador de Japón en la Argentina le había advertido al Presidente que empresas japonesas habían señalado que esperarán hasta octubre para tomar decisiones sobre nuevos emprendimientos. Algo similar había escuchado Macri de boca del rey Guillermo Alejandro durante la visita a Holanda en marzo. Fuera de los salones diplomáticos, en las calles de la populosa Tercera Sección electoral de la Provincia, la demora en la reactivación -tras años de un congelamiento agravado en el segundo gobierno de Cristina- muestra otras señales preocupantes.

Una postal de que las cosas no marchan bien en zonas clave es el vigor con el que renacieron mercados del trueque en municipios como Florencio Varela o La Matanza.

En este último caso, sobresale el que organizaron tres mujeres en el centro de Laferrere. En la página de Facebook que armaron publican 3.000 ofertas de productos por día. Se cambian budines de pan por yerba, repasadores por ropa de bebé. Allí, hoy y siempre, gobiernan intendentes peronistas.

Las encuestas dicen que en esos distritos ganará Cristina. Nadie sabe si esa ventaja le alcanzará para compensar el desempeño gris que conseguiría en el resto de la Provincia.