Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Pablo Moyano: "A Macri hay que hacerle paro"
"No lo podemos bancar porque su gobierno nos traicionó", agregó el líder camionero y adelantó que llevará la moción este viernes al plenario de la CGT
26 de julio de 2017
El líder de Camioneros y secretario general de la Confederación General de Trabajo (CGT), Pablo Moyano, brindó una entrevista a Infobae y afirmó que "a Macri hay que hacer un paro".

Moyano llevará su posición al plenario nacional que la central obrera realizará este viernes en el microestadio de Ferro. Es el portador de la postura más extrema. Por eso admite que de no salir un paro se conformaría con adelantar la movilización anunciada originalmente para el 22 de agosto.

La entrevista completa:

—Es que así como estamos, la CGT es una figura decorativa. Vemos por la ventana cómo la izquierda, la CTA y las organizaciones sociales toman la calle. Y es la CGT la que tiene que recuperar el protagonismo y salir en defensa de los trabajadores.

—No podemos seguir esperando. Hay que reaccionar ya. Tenemos que resistir en la calle porque si el oficialismo gana las elecciones te lleva puesto y recontrapuesto— advierte en tono apocalíptico.

El sindicalista pone el acento en la reforma laboral que el gobierno viene elaborando en base al flamante modelo brasileño. "Si Michel Temer, un presidente que tiene un nivel de rechazo del 90 por ciento, metió esa ley de flexibilización, no quiero imaginar lo que puede pasar acá. Bah, me imagino: sabemos que esto termina con la rebaja de los salarios, con extensiones horarias, con quita de derechos, con quita de indemnizaciones, despidos…", murmura en una interminable letanía.

Moyano dice que todos los presidentes, en el apogeo de sus gestiones, emprendieron cruzadas contra los gremios y sus afiliados. Y hace un salpicré: recuerda la Ley Mucci, con la que el alfonsinismo buscó sin éxito democratizar la vida sindical, y blande la flexibilización y las privatizaciones menemistas.

También rememora la Ley Banelco delarruísta, que terminó con legisladores sospechados de cobro de coimas, y apunta contra la segunda etapa del kirchnerismo, por romper su alianza con la CGT.

"Macri también va por nosotros, porque Macri ama a los empresarios y desprecia a los trabajadores. Le saca las retenciones al campo, a las mineras contaminantes, que se llevan al exterior todo lo que extraen, y mantiene la apertura de importaciones, que daña industrias, como la textil y el calzado. En cambio, no toca la renta financiera ni el juego. Yo me pregunto: ¿qué hay que hacer con este tipo que ama a los ricos y se caga en los trabajadores?", se exalta.

Con un lenguaje menos callejero, aunque no por eso indulgente, la plana mayor de la CGT leerá este viernes un documento con críticas a la políticas del gobierno nacional. Será la base argumental con la que justificarán un plan de acción, que por ahora tiene una marcha como primer y único mojón.

"Vamos a resistir. Tenemos que resistir. No hay otra", larga Moyano un soplido de disgusto, nasal, caballuno, desde el otro lado del teléfono.

—Lo veo enfurecido con Macri pero su padre, Hugo, siendo titular de la CGT, le hizo varios guiños.

—No me jodan con mi viejo, que está en Independiente.

—Su padre descubrió con Macri un monumento a Perón en pleno cierre de la campaña presidencial. Usted sabe lo que eso representa.

—Mi viejo no bancó ni banca a Macri. Estuvo ese día porque era un acto institucional y lo invitaron. Además, mi viejo siempre bancó a los trabajadores. En cambio hay varios que cantan la marcha y tienen los cuadros de Evita y Perón y después se cagan en los trabajadores.

—¿A quién se refiere?

—Al presidente del PJ, que se fue del PJ para estar con Cristina.

—¿Lo dice por Fernando Espinoza?

—Son varios los que se fueron con una mujer que, como Macri, prometió quitar el impuesto a las ganancias y nunca lo hizo. Hay muchos que se hacen los Che Guevara y después se cagan en los trabajadores. El Barba Gutiérrez es otro. Siendo intendente de Quilmes municipalizó a los camioneros que trabajaban en la recolección de residuos. Y pasaron a cobrar menos plata.

—Usted se reivindica peronista pero me queda claro que no apoya a Cristina Kirchner.

—Noooo. Claro que no.

—¿A quién va a votar de los candidatos bonaerenses?

—Vidal está haciendo un esfuerzo importante. Encontró la provincia quebrada, con narcotráfico, desocupación… De a poquito está haciendo lo posible para modificar esa realidad. Es difícil, con el desastre que dejamos después de 30 años de gobiernos peronistas

—¿Escuché bien? ¿Un Moyano criticando al peronismo y elogiando a Vidal? ¡¡¡¿Pablo Moyano vota a Cambiemos?!!!

—Nooooooooo. Vidal tiene la misma política de ajuste que Macri. Simplemente la respeto pero en el oficialismo llevan todos las mismas políticas.

—¿Y entonces a quién vota?

—En provincia nos acercamos a Massa. Pero yo voto en Capital. Estoy trabajando con Vera.

—A Gustavo Vera se lo promociona como el candidato del Papa ¿Lo apoya por eso?

—Lo banco porque siempre estuvo con los trabajadores. Hizo un buen laburo en barrios postergados, como Parque Patricios, Barracas, La Boca, en las villas. Además, elaboró un proyecto para reconocer el día de la recolección de residuos.

—¿No es contradictorio lo suyo?

—¡¡¡¿Por?!!!!

—Porque usted reniega del kirchnerismo y a Vera lo acompaña en la boleta Guillermo Moreno, una figura emblemática de la gestión de Cristina.

—¡Ni loco voto a Moreno! Yo voto a Vera y corto boleta y lo saco a Moreno. Moreno fue parte de un gobierno que nos traicionó. Moreno fue el que nos metió una multa de 4 millones de pesos por un paro a la empresa YPF. Nosotros tenemos memoria y coherencia. Al final, Moreno terminó atacando a los trabajadores.

—Ahora me va a decir que Moreno y Macri son los mismo…

—Macri es Menem sin patillas. No nos da bola. No le pido que nos haga un asado y nos aplauda. Pero hay formas y formas. Triaca nos boludeó con el valor del salario mínimo, vital y móvil. El ministro de Trabajo lleva el ADN de su padre, no da respuesta a los trabajadores, solo le da respuesta a los empresarios. Bah… todos los ministerios están lleno de empresarios. Gobiernan los empresarios para los empresarios.

—Bueno, para el caso, en el sindicalismo, muy cerca suyo, hay quienes tienen alma, y algo más que alma, de empresario.

—Están los de los ´90…

—Si se refiere a los llamados Gordos, le recuerdo que es a ellos a los que usted quiere convencer para ir a un paro.

—Si hacen dieta por ahí los Gordos salen a la calle a pelear (se ríe). Vamos a ver, vamos a ver… El viernes, en el plenario, vamos a ver cómo juega cada uno. Ellos saben que Macri viene a flexibilizarnos. Y por eso hay que frenarlo.