Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri dijo que Cristina Fernández tiene un "problema psicológico"
"Debe creer que todavía está al mando en la Argentina", ironizó el presidente. Dijo que durante el kirchnerismo hubo "estafas sistemátivcas y un sálvese quien pueda"
9 de agosto de 2017
Durante el gobierno kirchnerista hubo "estafas sistemáticas", afirmó el presidente Mauricio Macri, quien consideró que durante la gestión de Cristina Fernández el país quedó "al borde de ser Venezuela".

Cuando se lo consultó por un posible enojo suyo debido a que el Papa Francisco no intercedió en el cambio de mando -al que la ex presidenta declinó asistir-, el presidente dijo que Francisco tal vez "lo intentó y no se supo. No lo llamé para pedirle eso porque era algo que seguro no iba a tener éxito, porque ella tiene un problema psicológico, debe creer que todavía tiene el mando en la Argentina".

Macri sostuvo que el gobierno anterior "buscaba culpables a los problemas que había", mientras que su gobierno trata de "buscar soluciones".

El presidente pronosticó que Cambiemos hará una "buena elección" este domingo y defendió su gestión, al asegurar estar "convencido" de que "estamos caminando por el camino correcto y nos va a ir cada día mejor".

Sobre la precandidata a diputada por Cambiemos Elisa Carrió, dijo que logró una "relación de confianza", aunque admitió las "diferencias" que la legisladora mantiene con Franco, su padre, y destacó que la gobernadora María Eugenia Vidal "tiene las condiciones de ser lo que quiera".

"Estoy feliz de que los argentinos la descubrieran. No me da celos, soy su mayor admirador, es lo mejor que le ha pasado a la Provincia en muchos años", sostuvo el jefe de Estado.

Afirmó que "con Lilita fue un encuentro maravilloso en la vida, ahora tenemos una relación de confianza. Yo la entiendo y ella me entiende".

Consultado sobre las elecciones del próximo domingo, durante una entrevista a América TV, el Presidente pronosticó que harán "una buena elección" porque "este cambio va en serio, lo que va a pasar es que vamos a crecer más".

"Estoy convencido de que estamos caminando por el camino correcto, vamos a estar cada día un poco mejor, es imposible que de un día para el otro todo se solucione", agregó.

Además, el mandatario hizo un repaso por su vida, su relación con su padre y sus hijos, y recordó el secuestro que sufrió en 1991, en tanto resaltó que su relación con el Papa Francisco es "la misma que cuando era jefe de Gobierno porteño".

"Yo no siento que no me quiera. El tiene sus formas y estilos, tiene la tarea de contener y perdonar", aclaró, y dijo que "deben entenderlo" quienes acusan al sumo pontífice de "traición".

En tanto, Macri reiteró su promesa de que en 2019 terminará su mandato con una inflación de un dígito, y que "la meta es el 17 por ciento para este año, y el año que viene de 8 a 12".

"Yo tengo un compromiso con los argentinos por el tiempo que me lo demanden, (hoy) no podemos hablar de una reelección. Después de ser presidente, no voy a seguir en otro cargo, no me voy a reciclar por otro lado, pero siempre voy a tener mi compromiso con el país", señaló.

Por otra parte, el mandatario nacional aseguró que "la Argentina está creciendo y va a estar entre los países más
importantes del mundo" y sostuvo que "los que gobernaron en los últimos años se hicieron ricos".

"Hoy en la Argentina se está generando trabajo, hay 140 mil puestos de trabajo de junio a junio", señaló el jefe de Estado.

Además, consideró que se está ante "una crisis educativa tremenda" y afirmó que en la gestión kirchnerista "se negaba el avance del narcotráfico".

"Nosotros le estamos dando una gran batalla al narcotráfico, como nunca se vio. Esta gente es la peor de todas las mafias que hay que combatir en el país, porque destruye a las familias", señaló.

También sostuvo que otros "grandes desafíos" que tiene en su gestión es el de lograr "un sistema judicial eficaz", luego de haber tenido "connivencia con el poder político".

"Hoy con las marchas que se hacen les estamos diciendo que queremos el fin de la impunidad. Que los jueces que se nombran sean los mejores, no el amigo de tal o cual. Hay que cotar el cordón umbilical entre la Justicia y la política", detalló.

Macri aseguró que van "a plantear mejoras en la calidad institucional, mejorar la educación y realizar una reforma tributaria para que no maten al ciudadano cuando quiere salir adelante".

"Todo eso sin que nadie se crea ser el dueño de la verdad y del poder", precisó.