Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Llaman a indagatoria a Cristina Fernández y a sus hijos por lavado de dinero
25 de agosto de 2017
El juez Julián Ercolini llamó a indagatoria a Cristina Kirchner y a sus hijos Máximo y Florencia en la causa Hotesur SA, donde se investiga lavado de dinero.

La ex presidenta debe presentarse el 9 de noviembre, Máximo el 13 y Florencia el 15.

Hotesur es la empresa familiar dueña del hotel Alto Calafate. La medida del magistrado incluye a Lázaro Báez, dueño de Valle Mitre SRL, y a su hijo Martín Báez, empresa que administró el hotel desde 2008 a julio de 2013 y que además alquiló habitaciones que nunca utilizó.

Osvaldo Sanfelice, quien gerencia actualmente el negocio, también deberá declarar junto a otros 19 involucrados en la causa. Entre ellos se encuentra Romina Mercado, sobrina de la ex mandataria y el detenido contador Víctor Manzanares.

Ercolini, además, mantuvo la inhibición general de bienes sobre los imputados. A Florencia Kirchner, por ejemplo, la afecta en 4,6 millones de dólares.

Después de las elecciones de octubre, la ex Presidenta deberá volver a los Tribunales de Comodoro Py para declarar, una vez más, en una causa vinculada a Lázaro Báez.

El juez Ercolini hizo lugar así, al pedido de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques. El 5 de octubre comenzará la ronda de indagatorias con apoderados de las empresas del Grupo Austral y la ex Jefa de Estado será indagada el 9 de noviembre, mientras que sus hijos Máximo y Florencia declararán el 13 y 15 de noviembre respectivamente.

Con una intervención con veedores de la AFIP, el hotel Alto Calafate el primero que compraron los Kirchner en la villa turística, es investigado por ser utilizado para maniobras de lavado de dinero. La empresa pertenece en la actualidad en partes iguales, a Máximo y Florencia Kirchner tras la cesión de bienes que hizo la ex presidenta en marzo de 2016.

Las acusaciones sobre la familia Kirchner, es por lavado de activos a través de sus hoteles: Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea, que hasta 2013 fueron gerenciados por el empresario K y posteriormente, por Sanfelice a través de la firma Idea SA.

Mientras el amigo y ex socio de la ex familia presidencial era el principal adjudicatario de obra pública vial en Santa Cruz (52 contratos por $ 46.000 millones), paralelamente garantizaba "a los ex presidentes y a sus hijos ingresos millonarios a partir del alquiler de sus establecimiento hoteleros", consignó el juez. Todo permitió a la entonces familia presidencial "aumentar notablemente su patrimonio".

Como delito precedente del lavado se consignó la defraudación al Estado Nacional, partiendo de la causa que investiga el direccionamiento de la obra pública a favor del Grupo Austral, y en la que Cristina Kirchner y Báez están procesado por asociación ilícita.

Con "el amigo presidencial" y sus empresas beneficiadas con un flujo de fondos constante por los contratos viales durante el kirchnerismo, "se produjo un perjuicio al erario público por tratarse de obras que en su mayoría no se concluyeron y que obtuvieron un sobreprecio promedio del 65%".

La hipótesis que se investiga, es que parte de ese dinero llegó a manos de los ex presidentes y sus hijos "a través del negocio hotelero bajo cierta apariencia de legitimidad", lo que les aseguraba -según señalan los fiscales- poder declarar dichos fondos ante el organismo anticorrupción y ante el fisco "ocultando su verdadero origen". Estas operaciones incluyen los 4,6 millones de dólares que la hija de Cristina Kirchner tenía en el Banco Galicia, embargados desde el año pasado.

Es por ello, planteó en su resolución el magistrado citando a los fiscales, que se "habrían montado un circuito económico basado en la actividad hotelera que les habría permitido canalizar regularmente los fondos desde las empresas contratistas de la obra pública y sus vinculadas -propiedad de Báez-, a favor de la empresa Valle Mitre SA".

¿Cuánto garantizó Báez a los Kirchner desde 2008 a 2013? Una suma de 27.592.110 pesos. El contrato de alquiler fue en dólares e incluía un canon mensual por la explotación comercial de 40 mil dólares. Hubo más: el 54 % de los ingresos del hotel los garantizó exclusivamente el Grupo Austral

Valle Mitre SRL creada meses después que los Kirchner compraron el Alto Calafate, fue definida por la justicia como una empresa "pantalla", cuya función "en el esquema de blanqueo diseñado habría consistido en recibir ese dinero y aplicarlo al negocio de la hotelería, y permitir así que la ganancia ilícita se distancie de su verdadero origen".

Lázaro Báez contrató habitaciones de los tres hoteles de los Kirchner, justificando que era para personal de sus constructoras que tenían obra pública en cercanía a El Calafate. Sin embargo, la pericia en la causa confirmó que estaban trabajando a más de 340 kilómetros de allí. Además, se firmaron contratos de consultoría, "tras hacer frente a los costos propios de la actividad hotelera, remitía tales fondos mensualmente a los ex presidentes y luego a sus hijos en concepto de canon locativo por esos inmuebles".

El circuito planteado y por el cual se hace el llamado a indagatoria, inicia en la fortuna amasada por Báez (en 2003 antes de constituir Austral Construcciones tenía un patrimonio de $ 800 mil, en la actualidad el mismo supera los $ 2.547 millones), y que habría sido usada por la ex familia presidencial "para la adquisición hoteles".

También, para hacer mejoras en los mismos y después entregándole la administración y explotación nuevamente a Báez.

En este contexto, el juez Ercolini ordenó el llamado a indagatoria por lavado dinero de Cristina, Máximo y Florencia Kirchner, Lázaro y Martín Báez, Osvaldo Sanfelice, Víctor Manzanares, Romina Mercado, entre otros. La última indagatoria será el 20 de diciembre.

El juez Julián Ercolini además, mantuvo la inhibición general de bienes sobre los 24 imputados y en el caso de la familia Kirchner que tiene sus hoteles intervenidos, mantuvo el embargo de los más de 4,6 millones de dólares que se detectaron en el Banco Galicia.

El cronograma de indagatorias

1. María Alejandra Jaimeson, 5 de octubre a las 10 hs.

2. Cristina Magdalena Olender, 10 de octubre a las 10 hs.

3. Lisandro Donaire, 12 de octubre a las 10 hs.

4. Alberto Oscar Leiva, 17 de octubre a las 10 hs.

5. Emilio Carlos Martín, 19 de octubre a las 10 hs.

6. Carlos Alberto Franchi, 23 de octubre a las 10 hs.

7. Jorge Ernesto Bringas, 25 de octubre a las 10 hs.

8. Martín Samuel Jacobs, 26 de octubre a las 10 hs.

9. Julio Mendoza, 30 de octubre a las 10 hs.

10. Myriam Costilla, 1 de noviembre a las 10 hs.

11. Fernando Javier Butti, 2 de noviembre a las 10 hs.

12. Edith Magdalena Gelves, 7 de noviembre a las 10 hs.

13. Cristina Elisabet Fernández, 9 de noviembre a las 10 hs.

14. Máximo Carlos Kirchner, 13 noviembre a las 10 hs.

15. Florencia Kirchner, 15 de noviembre a las 10 hs.

16. Lázaro Antonio Báez, 28 de noviembre a las 10 hs.

17. Martín Antonio Báez, 30 de noviembre a las 10 hs.

18. Osvaldo Sanfelice, 4 de diciembre a las 10 hs.

19. Adrián Esteban Berni, 6 de diciembre a las 10 hs.

20. Víctor Alejandro Manzanares, 12 de diciembre a las 10 hs.

21. Romina de los Ángeles Mercado, 14 de diciembre a las 10 hs.

22. Patricio Pereyra Arandia, 18 de diciembre a las 10 hs.

23.César Gerardo Andrés, 19 de diciembre a las 10 hs.

24. Ricardo Leandro Albornoz, 20 de diciembre a las 10 hs.