Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El colaborador de Ritondo estaba en el Hipódromo de Palermo
Alvarenga sufre de una adicción. Estuvo desaparecido varios días e hizo movilizar a decenas de efectivos porque se temía por su vida. Pidió perdón y prometió tratarse su "enfermedad"
27 de agosto de 2017
En un acto de gran irresponsabilidad, un estrecho colaborador del ministro de Justicia bonaerense permaneció desaparecido desde el martes último hasta que fue hallado en el Hipódromo de Palermo, ya que padece una adicción no informada.

Tras el papelón, que hizo temer lo peor en momentos en que mafias de ex policías operan para desgastar al gobierno de María Eugenia Vidal, el ex policía Oscal Alvarenga salió a dar la cara, agradeció la preocupación con la que lo buscaron, admitió que no era consciente del inconveniente que causó, pidió perdón y reconoció tener "problemas".

“Espero en paz y tranquilidad abordar con seriedad mi enfermedad para disfrutar de los que quiero y me quieren”, escribió en Facebook el asesor del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, tras ser hallado en Palermo luego de que no se supiera nada de él desde el martes. “Quiero agradecer a todos por la preocupación y el esmero con el que encararon mi búsqueda”, dijo Alvarenga en su perfil de Facebook y enumeró entre los agradecimientos a las autoridades de la Gobernación Bonaerense, al Ministerio de Seguridad y a lo que definió como “mi policía”, a los medios y a la gente.

Alvarenga, asesor del ministro Ritondo, había sido visto por última vez el martes, cuando salió de una oficina conocida como Palacio de Cristal, en la que trabajaba en la calle 48, entre 7 y 8, en pleno centro platense, a bordo de su camioneta Chevrolet Tracker bordó, dominio AA 026 TI.

Fue Marcos, el hijo del ex policía, quien precisó que la camioneta de Alvarenga fue encontrada en la zona de Palermo y a él "deambulando en estado de shock cerca de ahí". Lo ubicaron en una sala del Hipódromo. Las disculpas de Alvarenga: "Pido perdón y espero poder abordar con seriedad mi enfermedad"

“No fui mi intención provocar esta conmoción, no fui consciente de la magnitud del problema que originaba, pero no logro recordar en que momento me perdí”, sostuvo Alvarenga en su carta, y siguió: “Quiero que sepan que yo amo ser policía y, luego de quedar, herido tuve que dejar de serlo y eso es un dolor que me aparece todos los días. Aquella pasión y adrenalina frustrada a veces encuentra caminos incorrectos”. Sobre el final de la carta, Alvarenga se disculpó: “Pido perdón a todos, padezco de un problema personal que deberé abordar con la contención de mi familia y la ayuda de mis amigos. Hay cuestiones de las que no se sale solo, y eso es lo que aprendí. Reitero mis disculpas y espero, en paz y tranquilidad, abordar con seriedad mi enfermedad para disfrutar de los que quiero y me quieren”.

Alvarenga ya se reencontró con los suyos. Y, según trascendió, atravesaba problemas económicos por lo que habría pedido dinero prestado durante la semana.

Las disculpas de Alvarenga: "Pido perdón y espero poder abordar con seriedad mi enfermedad"

El ex policía se jubiló en la fuerza tras ser herido mientras trabajaba y actualmente tiene, entre otras funciones, oficiar de "nexo" entre la cartera de seguridad provincial y los efectivos heridos en servicio. De acuerdo con su Facebook, realiza actividades en el Círculo de Profesionales de la Seguridad, un espacio para ayudar a los trabajadores de la seguridad y compartir leyes y beneficios.