Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de septiembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Pichetto ironizó sobre Cristina y le sugirió armar su propio bloque
"Así como la señora armó un partido, es esperable que esa fuerza tenga su correlato en la vida parlamentaria, con la conformación de un bloque propio, que deberá denominarse Unidad Ciudadana", sostuvo el senador
13 de septiembre de 2017
El Senado ganará en efevescencia una vez que la ex presidenta Cristina Fernández ingrese a la Cámara alta.

El jefe del bloque de senadores del PJ-FPV, Miguel Ángel Pichetto, consideró "esperable" que la candidata a senadora de Unidad Ciudadana "conforme un bloque propio" separado del justicialismo.

Distanciado de la expresidenta desde que culminó su gobierno, Pichetto se expresó de esa forma durante un almuerzo del Rotary Club en el hotel Sheraton de Buenos Aires.

"Así como la señora armó un partido, es esperable que esa fuerza tenga su correlato en la vida parlamentaria, con la conformación de un bloque propio, que deberá denominarse Unidad Ciudadana", sostuvo el senador.

El jefe del bloque mayoritario de la Cámara alta señaló además que "la expresidenta ha decidido conformar un partido político nuevo y no participar de la vida interna del peronismo", al tiempo que caracterizó al frente Unidad Ciudadana como una fuerza de "centro izquierda" que plantea una "muy fuerte oposición" al Gobierno.

También reiteró que el justicialismo debe enfrentar un "proceso de renovación" a partir de un "aglutinamiento de gobernadores y gremios" que cuente con el "liderazgo de dirigentes y gobernadores jóvenes" y que deberá trabajar para volver a ser una fuerza de "centro nacional" que ofrezca una "alternativa democrática desde la oposición" de cara a 2019.

El bloque del PJ-FPV cuenta hoy con 41 senadores con aliados incluidos, pero su unidad está forzada, dado que a partir de 2015, cuando se convirtió en oposición, votó dividido en varias oportunidades y dejó al descubierto una profunda división.

De un lado se ubican los senadores leales a la expresidenta, que suelen mostrar su oposición cerrada al Gobierno, y del otro los que responden a los gobernadores del PJ, coordinados por Pichetto y abiertos a negociar con el oficialismo.

En el Senado todos dan por hecho que esa división se formalizará si Cristina Kirchner es electa en octubre y asume su banca el 10 de diciembre, pero es la primera vez que Pichetto blanquea abiertamente esa expectativa.

La separación de ambos sectores podría beneficiar al oficialismo que, de repetirse los resultados de las elecciones primarias, se encontraría con una bancada de peronistas dispuestos al diálogo que superaría en número al kirchnerismo puro.