Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina Fernández dijo que "odió" a José López por los bolsos con plata
Consideró que si De Vido hubiese sabido sobre la corrupción de su secretario de Obras Públicas se lo hubiese contado. Rechazó las denuncias en su contra por el pago con Irán, la muerte de Nisman y la ocrrupción, Dijo no ver televisión
14 de septiembre de 2017
La expresidenta Cristina Fernández admitió el impacto que le produjo ver que su ex secretario de Obras Públicas José López tiraba bolsos con plata por encima de la pared de un convento, pero consideró que si su ministro de Planificación, Julio De Vido, hubiese estado al tanto de la corrupción la hubiese alertado.

"Lo odié por eso", dijo la exmandataria en una entrevista.

Además, Cristina admitió que está en sus planes ser candidata en el 2019. Fue cuando reconoció que si ella es un obstáculo para que el peronismo gane en 2019, no será candidata.

"Si soy un obstáculo para para que gane el peronismo en 2019, me voy a autoexcluir", adelantó en una extensa entrevista en la que habló de todos los temas que la tienen como protagonista.

Por primera vez, la exjefa de José López, ex secretario de Obra Pública K, se refirió al día en que fue detenido lanzaron bolsos llenos de millones de dólares a un convento de monjas en General Rodríguez. "Creo que lo odié a José López en ese momento, como pocas cosas en mi vida".

"Fue una cosa muy fuerte. Yo estaba en Calafate y cuando vinieron a contarme -yo no lo vi porque no veo televisión-, no alcanzaba a entender la escena", dijo.

"Después tuve una gran indignación y un gran enojo. Y luego me vino una sensación de tristeza, angustia. Pensé en los miles y miles de pibes que habíamos incorporado a la política: cómo se podían sentir con esa escena. Y hasta el día de hoy quisiera saber cuándo, quién le entregó ese dinero ─por todo corrupto hay un corruptor─".

Dijo que le resulta "inaceptable que la justicia, los peritos, no hayan podido determinarlo. ¿Cómo puede ser posible que no lo identifiquen si está identificado el banco? Si se veían los fajos termosellados con la identificación del banco y numerados, ¿cómo no se sabe todavía quién le entregó y cuándo se sacó el dinero".

Cristina le agradeció a Luis Novaresio la pregunta. "Gracias de verdad por la pregunta, era algo que tenía atragantado acá. Esa noche quería patear todo en Calafate", sostuvo.

"Hay pibes que se tatúan la imagen de Néstor o la mía en el brazo, como la de Perón o Evita. Y lo primero que pensé fue: estos pibes que se reincorporaron a la política. Si tengo que elegir una cosa de mi gobierno, te parecerá tonto, pero es la incorporación de miles de pibes a la política. Es lo más importante que logré. Y lo primero que pensé fue en esos chicos que se tatúan mi imagen o la de Néstor, o 'no fue magia' en los brazos. Yo me siento conmovida por ellos. Creo que lo odié a José López en ese momento, como pocas cosas en mi vida".

La muerte de Nisman

La exmandataria no esquivó ninguna pregunta sobre denuncias y acusaciones de corrupción. Tampoco la muerte de Alberto Nisman. La candidata dijo que "no es cierto" que haya un informe que diga que Nisman haya sido asesinado, tal como trascendió luego de que se filtraran los primeros datos de una pericia de la Gendarmería en torno al caso que investiga la muerte del exfiscal del caso AMIA.

Además, expresó que la acusación de Traición a la Patria en su contra es un "disparate" que no tiene "pies ni cabeza". Lo definió como un dislate. "Creo que esto que se dice forma parte de una persecución judicial. Por Traición a la Patria creo que sólo fue acusado Juan Domingo Perón y ahora a mí".

"En las dos publicaciones de Facebook hablé de la muerte que no fuera voluntaria. Pero más allá de las hipótesis que yo pueda tener, hay cuatro hechos fundamentales", expresó la exmandataria en una entrevista al portal Infobae.

"Primero ─enumeró─ que se conoce el arma que provocó la muerte. Segundo, de quién era y las circunstancias en las cuales le fue entregada: por su asistente informático, y en su casa. En tercer lugar, que esa persona tenía cierta vinculación en el exterior. Y por último que esta persona era un furibundo opositor a mi gobierno".

Para la candidata a senadora bonaerense de Unidad Ciudadana, esas "son circunstancias que tienen que ser merituadas".

"En aquel momento hubo una utilización de la oposición, que hoy es Gobierno, de la causa, contra mi persona", marcó. "No se modificó la escena de la muerte de Nisman, eso es un disparate".

La entrevista

─¿Lo mataron?

─Lo que hablé lo dije en la cadena nacional, no quiero decir nada porque mañana saldrá un titular.

"¿Sabes quien es la única presidenta que acusó a Irán del atentado a la AMIA? Néstor Kirchner y quien le habla", manifestó la expresidenta.

─¿Tuvo algún prejuicio en firmar un memorándum con Ahmedinejad?

─No. Era el único instrumento para poder lograr que declararan los acusados iraníes y destrabar la verdad. Hace 23 años que ocurrió el atentado y no hubo ninguna respuesta a las víctimas. Fue lo que debíamos hacer para lograr memoria, verdad y justicia. Estamos a 23 años y seguimos en lo mismo.

─¿Instruyó al canciller Timerman para que se reúna con su par de Irán?

─No instruí al canciller a que se reúna con el canciller iraní en Aleppo. En 2012, habló en septiembre ante las Naciones Unidas y unos meses antes se supo que querían entablar conversaciones.

Cristina Kirchner se despegó de los bolsos José López: "Lo odié en ese momento como pocas cosas en mi vida"

La ex presidenta fue recibida por el creador de Infobae, Daniel Hadad.

"Nadie se ha percatado que el memorándum es la primera vez que Irán acepta, a través de un instrumento que es facultad exclusiva del presidente y es ratificado por el parlamento, implícitamente que algo tiene que ver. Porque, si no, ¿por qué lo firma?", dijo.

Democracia en Venezuela

─¿Hay democracia en Venezuela?

─La democracia está en problemas en América Latina. Este año asesinaron a 44 periodistas en México. Me parece que en definitiva, en Brasil, en Venezuela -con todas las dificultades de un país partido y dividido-, dan cuenta que la democracia está en emergencia en todo América Latina.

─En Venezuela, ¿no hay presos políticos?

─No. ¿Milagro Sala no te parece presa política?

─No.

─A mí me parece que sí. Que si hay un opositor, un dirigente, opositor, se lo persigue. Hay una mesa judicial: hubiera sido un escándalo si se decía que en mi gobierno yo presidía una mesa judicial.

En ese sentido, la dos veces Presidenta sentenció que no hay Estado de derecho en el país: "En Argentina no hay dictadura, pero tampoco hay Estado de Derecho. En Venezuela no hay Estado de derecho, acá tampoco".

"Tenemos un desaparecido y acá nadie dice nada, y es un desaparecido por la gendarmería. Sale el Presidente a decir que se tiene que ir la Procuradora, secuestran el juramento de un senador de la oposición: no estamos viviendo en un Estado de derecho", soltó en torno al caso de Santiago Maldonado.

─¿El gobierno de Macri es una dictadura?

─No, yo no comparto eso. Pero está severamente cuestionado el Estado de derecho en la Argentina.

Peronismo

─¿Usted es de izquierda?

─No, yo soy peronista.

─¿Por qué no hacían interna en las PASO?

─Porque considerábamos que estábamos en un momento en el cual teníamos que unirnos.

─Si nos ponemos a hablar del peronismo y las izquierdas y las derechas en el peronismo vamos a estar tres horas.

─Hablemos del peronismo: hoy usted pide la unidad. ¿La unidad del peronismo tiene como solo obstáculo?

─¿Sería yo?

─¿No siente eso?

─La carta no la escribí para los dirigentes: la escribí para los que votaron en la Provincia de Buenos Aires, por razones lógicas. Si de cada 3 bonaerenses, 2 votaron oposición, quieren un cambio en la política económica.

"Ganamos las elecciones en Unidad Ciudadana, es difícil ser un obstáculo si ganamos las elecciones. Me parece que, al contrario: yo no quería ser senadora", dijo. "He sido presidenta en dos oportunidades. He sido la primera presidenta mujer electa. Vas a coincidir conmigo en que muchos intendentes tenían una visión parecida: que mi tiempo en la política había pasado. Sin embargo, los hechos y las circunstancias hicieron que se decidiera mi candidatura colectivamente. Consideraban que era la que más votos podía sacar", analizó.

Cristina le dijo a Novaresio que le iba a dar una primicia. Acto seguido habló de la fecha que desvela al peronismo. "Si en 2019, yo soy un obstáculo para la unidad del peronismo, para que gane el peronismo, me voy a autoexcluir de la elección".

Corrupción en la obra pública K

Minutos antes de que arrancara la entrevista, la Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento de la exmandataria por sospechas de corrupción en el manejo de la obra pública durante su gestión.

Ese tema también formó parte de la entrevista.

"Que un gobierno electo democráticamente en tres oportunidades, 2003, 2007 y 2011 sea considerado una asociación ilícita, revela que hay una idea del poder judicial de impedir que esa fuerza política siga en competencia", replicó CFK.

Luego volvió a apelar a la palabra que utilizó para desestimar cada una de las acusaciones y denuncias en su contra. "Es un disparate", dijo y fue más allá. "Es un atentado a la democracia que un gobierno pueda ser comparado con una asociación ilícita".

En ese órden, cuestionó la actitud del juez federal Sebastian Casanello. "¿Qué pasó con el doctor Casanello que lo sobreseyó a Macri en la causa de las escuchas? Creo que hay una visión de según quién sea el acusado o el condenado, ahí tomamos una decisión a favor o en contra. Hay una idea de perserguirme. Asociación ilícita es un disparate".

Funcionarios denunciados

¿Volvería a nombrar a Julio De Vido como ministro de Planificación? ¿Y a Amado Boudou como vice? Dos de los exfuncionarios más complicados en el escenario judicial fueron uno de los ejes de la entrevista.

Sobre De Vido dijo: "Esto de condenar a priori no me parece. No es una respuesta que te pueda contestar satisfactoriamente: encierra la trampa de lograr un titular: 'No lo nombraría, lo nombraría…'. Es una hipótesis que no tiene sentido".

Sobre Boudou sentenció: "¿Vos querés que hable mal de los funcionarios que tienen un proceso? Vos querés que dé respuestas que tengan un impacto mediático".

"Están un tanto sesgadas las preguntas y las reflexiones, con mucho respeto y cariño te lo digo ─frenó Cristina a Novaresio─. Son muy autoreferenciales los periodistas: no hablen de ustedes, no son el centro del universo".

─¿Por qué designó a Milani?

─Porque había pasado 3 ascensos previos con el aval de los derechos humanos. Y finalmente lo terminé removiendo, no llegó conmigo al 10 de diciembre.

─Había una denuncia de Abuelas.

─No, no había.

Fortuna familiar

─Hay dos temas que aparecen muy presentes con usted. Uno tiene que ver con su fortuna personal. En 2003 declaró un patrimonio de 7 millones de pesos, y en 2010, 100 millones.

─Me gusta la pregunta, Luis. Una semana antes de que Néstor asumiera como presidente, La Nación publicó una nota acerca de nuestra fortuna personal. Dijo que habíamos hecho una muy buena fortuna personal, con 23 propiedades. Con nuestro estudio nos hemos dedicado a venta de propiedades, plazos fijos. Esto fue juzgado y evaluado por peritos de la Corte. Fuimos sobreseídos y finalmente se está investigando. Todo lo que está en juicio está en mi declaración jurada. Está todo, no aparecí en Bahamas o Panamá Papers.

─¿Usted ejerció como abogada?

─Sí, claro.

─¿Hizo una escala en Seychelles?

─Si, por reabastecimiento de combustible. Como lo hice en Luxemburgo y miles lugares. Todo es to que se me cuestiona ya fue analizado. No es que me descubrieron en Panamá Papers algo. Hace poco nos enteramos que el hermano del presidente blanqueó 35 millones de dólares. Macri violó la ley: porque la ley del blanqueo impedía a familiares blanquear dinero.

"Me están juzgando de nuevo por algo que ya se había juzgado ─expresó la exmandataria─ y es insólito esto en Argentina: que se procese sobre la cosa que ya está juzgada".

Récord de causas judiciales

Cristina Fernández de Kirchner se molestó cuando Luis Novaresio le dijo que el kirchnerismo tiene un récord en causas judiciales: 2061.

"Pero Luis, ¡se procesaron hasta ordenanzas! Además, pensá: había préstamos, inclusión social, desarrollo de satélites, de justicia social... ¿Cómo hacíamos para vaciar al país y robar todo lo que dicen que habíamos robado? No es justo. Lo que se quiere invalidar es un gobierno, más que la lucha de corrupción", expresó.

─¿De verdad le parece ético contratar con los mismos contratistas del Estado?

─Un contrato de alquiler es un contrato de alquiler, no de sociedad. No éramos socios.

─Pero la empresa propiedad de su familia tenía un 66% de contrataciones con López y 33% con Báez. ¿No le parece problemático a nivel ético hacer luego obra pública con ellos?

─Tendríamos que invalidar a todo empresario que es amigo del presidente o que lo conoce, entonces.

Cadenas nacionales

Novaresio abordó la afición de la exmandataria por las cadena nacionales durante su gestión. Fue entonces cuando Cristina Kirchner tuvo una suerte de autocrítica.

"Lo que sí me voy a criticar de las cadenas nacionales es el tono: no la utilización para anunciar obras, actos de Gobierno, ni nada de eso. Pero el tono y algunas cosas que decían no eran apropiadas para una cadena nacional. Porque pensándolo en retrospectiva, muchas veces yo estaba enojada".

"Entonces de repente alguien que llega a su casa después de un día de trabajo y encendía la TV y me veía enojada o crispada u ofuscada, no es la mejor imagen para un presidente. Y yo no lo advertí: que por las formas iba a ser atacada y criticada, e invalidada para lo que quería comunicar, que era lo importante", manifestó.

Y concluyó sobre el tema: "Me encantaría que este Gobierno usará la cadena nacional para hablar de Santiago Maldonado".

"Me llegaron a decir yegua, puta o montonera"

Una de las frases más fuertes de la entrevista, que duró más de 90 minutos, fue cuando se debatió la "grieta" y las libertades durante la gestión de Cristina Kirchner y Mauricio Macri.

El detonante fue una pregunta de Novaresio sobre los afiches de periodistas instalados en Plaza de Mayo para que los escupan los chicos que iba a una marcha por el día de la memoria.

─En su gobierno se pusieron afiches de periodistas y se incitaba a la gente…

─En mi gobierno no. Hubo una libertad absoluta en la República Argentina y se podían poner carteles que decían “yegua, puta o montonera”. Llegaron a decirme que era mentira que mi marido estaba muerto adentro del cajón.

"Es una yegua, una puta, es montonera: eso es libertad. Y pasaba en mi gobierno. Ahora en este Gobierno salen a cazar gente, como pasó en la movilización de “Ni una menos”. En un país donde un ciudadano tenga que pedir permiso porque pinte una pared yo no quiero vivir", lanzó la exmandataria.

Cristina fue lapidaria: "Yo no quiero vivir en un país donde hay una movilización y después desaparece gente. No quiero vivir donde Noceti dice por radio que “los vamos a meter presos hagan lo que hagan”.

"No quiero vivir en un país donde un funcionario me amenaza o me mete presa porque hago algo que no les gusta. Y esto es lo que está pasando en la República Argentina. Se está restringiendo la libertad: ¡la gente tiene miedo! Se arman causas".

El polémico traspaso de mando

El repaso por la gestión K incluyó también las últimas horas del kirchnerismo en el poder. En específico el polémico traspaso de mando frustrado con Mauricio Macri, que nunca recibió la banda presidencial de la exmandataria, sino de Federico Pinedo en su calidad de presidente provisional del Senado.

"Te acordás que hubo una gran discusión por el traspaso de mando? Yo sostenía y sigo sosteniendo que yo debía ponerle la banda en el Congreso: porque él adquiere la calidad de Presidente y yo de expresidenta en el instante en el que firma y se sienta en la Asamblea Legislativa", explicó.

Cristina reveló una charla privada con Macri en esas horas de tensión e incertidumbre. "Yo hablé con él. Le dije 'te pongo la banda en el Congreso'.

Él volvió con la idea de que tenía que ir a la Casa de Gobierno a la tarde, y yo le explicaba que ya no era presidenta, no podía ir. Si alguien se ofendió, o el Presidente se ofendió, pido disculpas".

Cierre: verdad, Dios y el odio

─¿Hay algo que no le haya preguntado que quiera decir?

─No. Me pareció excelente todo.

─¿Dijo siempre la verdad en este reportaje?

─Sí, absolutamente. Vos sabés que sí. Puedo tener muchos defectos, pero el mentir me sale horrible.

"Soy más audaz: puedo decir que no pensamos en nada parecido vos y yo. Espero verte en un próximo reportaje con Macri con el mismo nivel de preguntas que me hiciste a mí. No creo que te lo dejen hacer...", apuntó la exmandataria.

─¿Qué cree que le va a decir Dios cuando llegue al cielo?

─Ufff, que pregunta difícil. Tal vez diga 'no hiciste todo lo que debiste hacer. Pudiste hacer más'. Pero sí estoy segura de que me va a recibir. Porque me jugué muy fuerte por los más vulnerables. Y por eso me odian muchos a mí, porque los representé.

─¿Usted odia?

─No. El odio no te deja vivir. No podría vivir con tanto odio, estaría muerta, con todas las cosas que me han tocado vivir.