Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Sorpresas y mucha política en la noche de los Emmys
17 de septiembre de 2017
Sean Spicer fue una sorpresa, Alec Baldwin y Julia Louis-Dreyfus no tanto.

El exsecretario de prensa de la Casa Blanca apareció en la apertura de los Emmys, que como se esperaba fueron sazonados con política en la primera edición que se celebra durante el gobierno de Donald Trump.

"Será la mayor audiencia en presenciar un Emmy, punto, tanto en persona como en todo el mundo", dijo el exsecretario de prensa de la Presidencia de Estados Unidos, detrás de un podio similar al de la Casa Blanca.

Era Spicer de verdad, haciendo una parodia de su primer encuentro con la prensa al hablar de la audiencia de la ceremonia de juramentación del presidente Donald Trump. No era Melissa McCarthy, quien se ganó un Emmy creativo la semana pasada precisamente por esa interpretación.

El comediante Stephen Colbert, anfitrión de la noche, también dedicó varios de sus afilados chistes a Trump, nominado a dos Emmys por su programa "El Aprendiz".

Pero "a diferencia de la Presidencia, los Emmys van al ganador del voto popular", dijo Colbert entre las risas de los presentes.

"Saturday Night Live" (SNL) comenzó a cosechar los frutos de su serie de sketchs dedicados a la campaña presidencial pasada y los primeros días del gobierno, encarnado por Alec Baldwin.

Su aclamada interpretación le valió el Emmy a mejor actor de reparto en comedia.

"Creo que debemos decir, al fin señor presidente, aquí está su Emmy", bromeó Baldwin al subir a recibir el premio.

Kate McKinnon también ganó por segunda vez consecutiva la estatuilla a mejor actriz de comedia de reparto, interpretando a la demócrata Hillary Clinton, a quien le agradeció su "gracia y coraje", y luego a la asesora presidencial Kellyanne Conway.

"Veep", otra comedia política que termina el año próximo, ganó por tercer año consecutivo el Emmy a mejor serie de comedia y de mejor actriz para Julia Louis-Dreyfus, que alcanzó su sexta estatuilla consecutiva por su papel en la desventurada vida de la expresidenta Selina Meyer.

SNL, de NBC, recibió en total 22 nominaciones: ganó cinco en los llamados Emmys creativos, incluido el de McCarthy, y este domingo ganó otros cuatro.