Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de diciembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Carrió: "El kirchnerismo y los organismos quieren a Maldonado muerto"
La candidata oficialista dijo lo que mucho en el gobierno piensa por lo bajo. Sectores de la oposición especulan con esa posibilidad para ganar punto en las elecciones de octubre
29 de septiembre de 2017
Sin pelos en la lengua, Elisa Carrió blanqueó hoy lo que muchos piensan en el oficialismo: especualó con que el kirchnerismo y organismos de Derechos Humanos quieren que Santiago Maldonado esté "muerto" para poder seguir atacando al oficialismo.

Decidida a colaborar para sumar adhesiones que le permitan a Cambiemos imponerse en Santa Fe, Carrió desembarcó en Rosario.

Pidió que el ex ministro y cabeza de lista del peronismo Agustín Rossi pierda “por paliza” en las legislativas de esta provincia, dijo tener una “felicidad enorme” al ver cómo la Justicia juzga a Julio De Vido y Elisa Carrió y la desaparicion de Maldonado: "El kirchnerismo y los organismos de derechos humanos quieren que esté muerto".

La candidata a diputada por la Ciudad de Buenos Aires llegó a Rosario, bastión socialista, para apoyar al radical Albor Cantard y al legislador macrista Luciano Laspina, cabezas de la lista de Cambiemos.

En las primarias el oficialismo fue derrotado por el peronismo por escasos 16 mil votos. Cantard fue el más votado individualmente, pero Rossi se vio beneficiado por una fuerte disputada interna que le permitió al PJ tener un fuerte caudal de votos.

“Santa Fe tiene dos opciones: o vota al candidato que traicionó a toda la provincia, que nunca sirvió a Santa Fe sino a un proyecto personal y familiar de enriquecimiento, que es Rossi; o vota a Cambiemos. Si me dicen 'Lilita que necesitás vos en Santa Fe', respondo que pierda por paliza Rossi”, atacó con dureza.

Sus embates contra el kirchnerismo alcanzaron a uno de sus blancos preferidos, el ex ministro De Vido, quien empezó a ser juzgado por la tragedia de Once. Carrió dijo sentir una “felicidad enorme al ver que el centro de corrupción mafioso está sentado en el banquillo de los acusados”.

Al ser consultada por la desaparición de Maldonado, defendió la gestión de la ministra Patricia Bullrich --aunque reconoció errores de comunicación en el caso--, dijo que Cambiemos “quiere encontrarlo con vida” y sorprendió al asegurar que “organismos de derechos humanos o sectores del kirchnerismo quieren que esté muerto”.

“Me pareció terrible eso que dicen 'no tiene un muerto, pero tienen un desaparecido' como si esto fuese un triunfo. ¿Qué quieren? ¿Dictadura? No la van a tener”, advirtió.

La llegada de Carrió a Santa Fe, tercer distrito electoral del país, va en línea con la estrategia de Cambiemos de apoyar a los candidatos locales con algunas de sus principales figuras.

El miércoles recorrió el Gran Rosario el jefe de Gabinete, Marcos Peña. En el equipo de campaña confirmaban que la llegada de figuras del espacio se repetirán en las tres semanas que le restan a la campaña.