Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de octubre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno celebró una victoria en Corrientes y pide repetir el 22/10
En un escrutinio muy lento, Gustavo Valdés se declaró ganador y obtenía el 52% de los votos mientras "Camau" Espínola orilla el 47%. Peña y Frigerio celebraron en el escenario
9 de octubre de 2017
En medio de un escrutinio lento, la alianza Eco-Cambiemos se adjudicaba la gobernación de Corrientes con el 52% de los votos, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, viajaron para celebrar junto a quien gobernará la provincia, el radical Gustavo Valdés, quien derrotaba a Carlos "Camau" Espínola, quien fue respaldado por el peronismo en el frente Podemos Más, que obtenía casi el 47%, con el 55% de las mesas escrutadas a las 2 de la mañana.

En medio de un complejo sistema de alianzas que volvía aún más lento el escrutinio, el Gobierno se apropió del triunfo y buscó capitalizarlos anoche mismo de cara a las generales legislativas nacionales del 22 de este mes. El radical Gustavo Valdés (Eco-Cambiemos) se imponía en esta provincia al peronista Carlos Espínola (Podemos Más) y sucederá a Ricardo Colombi en diciembre.

El jefe de Gabinete de la Nación encabezó una nutrida comitiva de funcionarios nacionales que se sumaron a la celebración, una vez que los resultados oficiales indicaban que el oficialismo conseguía retener uno de los cinco distritos en su poder y así potenciar el clima favorable a Cambiemos.
​Con la polarización que asomaba en la previa, el tercer postulante (Sebastián Ríos Brisco, de Proyecto Popular) apenas superaba el 1%.

​“Quiero transmitirles un enorme abrazo de corazón de Mauricio Macri, nuestro Presidente”, arrancó su discurso Peña, en un escenario montado para el festejo, sobre la costanera.

entrada buscó reforzar la asociación de Macri al triunfo, en línea con su presencia en la previa. “Esto transmite un mensaje a toda la Argentina. Estamos seguros de que lo peor ya pasó, y lo viene es mucho mejor. El equipo que estamos acá es la única alternativa de cambio en la Argentina”, se metió en la campaña para la elección legislativa dentro de dos domingos.
“Esto nos llena también de energía para el 22 de octubre”, dijo Frigerio. Macri había viajado el miércoles a pedir el voto por Valdés y durante la jornada se especuló incluso con su presencia anoche en la provincia.



“El cambio se consolida en todo el país”, fue una de las frases que repetían en el festejo los funcionarios de Cambiemos, primero en el Comité radical de la calle 25 de Mayo y luego sobre la costanera.



Con Peña y Frigerio viajaron los macristas Fernando De Andreis -secretario General de la Presidencia-, Emilio Monzó -titular de la Cámara baja-, Sebastián García de Luca -vice de Interior- y Nicolás Massot, jefe del bloque de Diputados. También hubo fuerte presencia de radicales: el gobernador jujeño Gerardo Morales, Ricardo Buryaile (ministro de Agroindustria), Mario Negri -presidente del interbloque de Diputados- y José Corral, titular del partido.

La tensión inicial por el resultado se convirtió en euforia pasadas las 21, cuando llegaron al búnker datos sobre una diferencia importante en la Capital y números que superaban la expectativa en otras ciudades como Goya, bastión del peronismo.

El oficialismo provincial apostó a nacionalizar la elección e hizo campaña con las obras iniciadas por el Gobierno, en contraste con la relación tensa y ambivalente durante el kirchnerismo.

En la previa Frigerio, que viajó para el cierre de campaña, habló de $9.000 millones en obras en ejecución y el correntino Carlos Vignolo, titular del Plan Belgrano, había anunciado que por ese programa se destinarán $37 mil millones a la provincia.



Espínola intentó sin éxito centrar el debate en el estado del distrito gobernado hace 16 años por el radicalismo, con altos índices de pobreza (40%) e indigencia (9,3%).

En la previa la elección quedó cruzada por denuncias de maniobras para confundir al electorado con las boletas, clientelismo (circularon camiones con mercadería de los dos espacios), violación de la veda electoral e irregularidades con el padrón.

Durante toda la jornada taxis y remises con siglas para identificar los partidos fueron a buscar y llevaron a miles de votantes a las escuelas. En la mayor parte de la provincia los comicios se desarrollaron con normalidad, aunque para el final quedó la protesta de Podemos Más sobre el freno del conteo.